El Apunte

Y Kichi se hizo conservador

La campaña que acaba se caracteriza, en Cádiz, por el discurso reservón de un alcalde que se ve con gran ventaja y debe aparcar su discurso apocalíptico

La Voz de Cádiz
Actualizado:

Las palabras del alcalde de Cádiz durante la presente campaña le han convertido en el mayor referente de la oposición a la dirección de esa amalgama nacional que es Podemos. Le ha enfrentado ya sin disimulos, con distante frialdad, al líder estatal, Pablo Iglesias, que no ha querido ni acercarse a una ciudad que ha pasado de ser «del cambio» a, directamente, hostil para él. González Santos no se ha significado por nada más en estas dos semanas presuntamente decisivas. Se ha limitado a ensalzar una presunta transformación de Cádiz que nadie ve, a azuzar el miedo a la llegada de una ultraderecha que en la ciudad parece tener fuerza mínima y a pedir una participación masiva. Considera

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz