El Apunte

La victoria de que no se hable de la batalla

La sociedad parece haber aceptado el contrabando como algo inevitable: ése es el gran triunfo de los traficantes

La Voz de Cádiz
Actualizado:

El que calla otorga. Los medios de comunicación, propios y ajenos, no cejamos en nuestro empeño de querer mostrar al lector (al internatuta, al oyente o al televidente) que el contrabando es una lacra que genera pobreza a largo plazo y que llega los bolsillos de la gente más despidada de cada pago. En ocasiones nosotros mismos pecamos de, ante la avalancha de incautaciones de tabaco, hachís o cocaína, mirar dejarle un hueco pequeño, en detrimento de otras noticias que parecen más espectaculares y que captarán el interés del lector. Nostra culpa.

En paralelo, el ciudadano, se ha acostumbrado a ver las mismas noticias y ha asimiliado casi como normal que Cádiz sea hoy en día la principal puerta de entrada de la droga en Europa. Aquí la culpa, no escondamos las palabras, es del ciudadano que ha bajado su particular guardia y ha dejado de tener consciencia de todo el peligro que trae aparejada la actitud de quien hace de su capa un sayo con las normas que garantizan la normal convivencia.

Quienes no se relajan son los cuerpos de seguridad, que no dejan de alertar del aumento del contrabando de tabaco en La Línea. No dejan de pedir refuerzos y medios para hacer frente a unos delincuentes que no dudan en poner en riesgo la seguridad de todos para su propio beneficio. Huelga decir que lo hacen por el dios dinero, que calla bocas que delatan y conmueve voluntades de quien piensa que no hay alternativa.

En junio del año pasado, un agente falleció tratando de hacer que se cumpliera una ley que determiandas personas deciden que puede sortearse a voluntad. Es responsabilidad de toda la sociedad no sólo marginar estos comportamientos (no comprando tabaco ilegal, por ejemplo) sino, sobre todo, no perder la conciencia de que el contrabando es un problema de primer orden en la provincia y de que es la roca contra la que se golpea el desarrollo de la comarca.

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz