HOJA ROJA

Un saco de carbón

Hubo un tiempo en el que los Reyes Magos traían regalos sin ticket para descambiar y sin posibilidad alguna de devolución

Yolanda Vallejo
Actualizado:

Hubo un tiempo en el que los Reyes Magos traían regalos sin ticket para descambiar y sin posibilidad alguna de devolución. Lo que dejaban es lo que había, nos gustase o no, lo hubiésemos pedido en la carta o –lo que es muchísimo peor- no. Eran, casi siempre, regalos preventivos que Sus Majestades añadían a la lista por su cuenta; ya sabe, pijamas, batas, ropa interior –como si te estuviesen deseando siempre una estancia hospitalaria o una mala enfermedad-, colonia, pañuelos, calcetines… siga, siga, que de regalos preventivos tiene usted para poner un puesto. Y lo más grave es que, a día de hoy, los sigue recibiendo. Es la herencia histórica que nos dejaron nuestros padres y abuelos que vivían

Yolanda VallejoYolanda VallejoArticulista de OpiniónYolanda Vallejo