El futuro de Cádiz depende del mar
El futuro de Cádiz depende del mar - Antonio Vázquez

Mirando al mar

Algún día esta tierra se decidirá a hacerlo; por ahí es por donde siempre han llegado el progreso y las buenas noticias

Actualizado:

Esta historia comienza hace ahora 40 años, cuando Rafael Fernández Vega, un gaditano echao pa’lante, cogió su pequeña embarcación, la echó al mar en el muelle de Cádiz y se acercó a un barco que acababa de fondear en la Bahía. Cuando estaba abarloado con el buque, gritó aquello de «¡Ah del barco!» y se puso a disposición del capitán para proveerle de todo cuanto necesitara en su escala gaditana antes de partir rumbo a otros puertos, rumbo a otros mares. Atún, naranjas, tornillos, uniformes, sábanas, cabos, fósforos, whisky, tabaco... lo que haga falta. Se lo traemos todo en un abrir y cerrar de ojos, capitán. Somos proveedores de buques. Y así nació Puerto y Bahía. Con la única intención