OPINIÓN

De la legalidad a la ilegitimidad de un boniato

Dice el eslogan ahora atribuible al doctor Sánchez, «hacemos lo que PODEMOS»

Fernando Sicre
Actualizado:

Un «lanzapatatas» en forma de rudimentario cilindro mecánico activado por aire comprimido, que se utiliza para arrojar dardos, patatas, zanahorias y todo tipo de tubérculos, incluidos los boniatos. Un perito judicial desmonta la tesis del «magnicidio». No hay catedrático que desmonte las irregularidades flagrantes de la tesis ‘cum fraude’ del doctorcito plagio, que aspira a parecerse al inefable ZP. Ambos, como ambas Castillas, se han mimetizado en munición similar a la patata, aunque con contenido energético mayor, diferenciándose por su forma y tamaño. Dos boniatos como dos obuses, munición del «temible» bazoca lanza boniatos. Posiblemente en uno de sus innumerables viajes alrededor del orbe reciba el título de doctor honoris causa.

Es posible que en el próximo encuentro en Cuba

Fernando SicreFernando SicreArticulista de OpiniónFernando Sicre