OPINIÓN

Juan y Daniel

Juan y Daniel han encontrado en el carnaval, y en el Coro de los Niños, una particular terapia

Nandi Migueles
Actualizado:

Domingo de piñata. Amanece un día espléndido y agradable para emprender cualquier actividad. A pasos acelerados salgo de casa para iniciar el camino que lleva a la plaza de abastos. Vestido con el tipo del coro voy presto en dirección a mi objetivo. En el transcurso de mi travesía me vienen muchos pensamientos, la mayoría de alivio. Por fin acaba esto, pensaba, mañana volveré a la tranquilidad que da la rutina y aparco el estrés que provoca esta afición del Carnaval ¿La aparco o la dejo definitivamente?, esa era la duda que provocaba una mente hastiada por tanto ensayo y demasiada presión acumulada que ocasiona nuestro concurso de coplas. Los primeros transeúntes que me voy cruzando durante mi trayectoria me

Nandi MiguelesNandi MiguelesArticulista de OpiniónNandi Migueles