OPINIÓN

Frío

Yo necesito palpar a diario la energía del astro rey, recibir la caricia de su luz, alimentarme de su calor reactivo nuclear aún a riesgo de tostarme

Ramón Pérez
Actualizado:

O lo del calentamiento global planetario es una patraña, tal y como Trump y su cohorte también global de negacionistas se empeñan en refutar, o yo debo haber debutado en una extraña forma de menopausia (perdón, pitopausia) inversa. Lo cierto y lo fijo es que yo, este verano que ya parece despedirse entre redobles de gota fría, he pasado mucho frío.

Con respecto a mi dependencia de los imperativos climáticos, me incluyo dentro del tipo medio del hombre del sur. Por crianza estoy hecho a las calores, adaptado a las dilataciones altas del mercurios con la naturalidad de cualquier animal a su hábitat. Los fríos, en cambio, me resultan agresivos. Algo muy contrario a mi

Ramón PérezRamón PérezArticulista de OpiniónRamón Pérez