OPINIÓN

Celia, ‘Game over’

No se arrepentía «de nada». ¿Ni siquiera de aquella partida de Candy Crush en la presidencia del Congreso? «Jugaré a lo que me dé la gana», me espetó

Actualizado:

Pedro Sánchez ha escrito un libro, quizás con la intención de dejar en la Biblioteca Nacional el rastro de un estadista, y le va a quedar el relato de una de Esteso y Pajares. La memoria que dejamos es esquiva, se rige por extrañas corrientes gravitacionales y siempre termina por escurrirse como una trucha.

Es improbable que me recuerden por cambiar el colchón, que es un objeto al que presto ninguna atención, pero un día me emborraché con Karl Lagerfeld. Esto no es cualquier cosa, pues me entero ahora que Lagerfeld era abstemio. Sucedió una tarde en Biarritz en una fiesta, no me pregunten cómo. Él tenía una botella de champagne en una mano y