La Reina Letizia
La Reina Letizia - ABC

El guardarropa de las reinas en sus viajes al mundo árabe

Doña Letizia brilló por las prudentes apuestas en su visita oficial a Marruecos esta semana

MadridActualizado:

Aunque el Príncipe Mohammed bin Salman de Arabia Saudídeclarase hace un año que la tradicional abaya y el hijab no iban a ser obligatorios en su país si las mujeres vestían de manera modesta y decente, esta afirmación no parece haber convencido y las cosas siguen igual en la Península Arábiga. Pero, ¿qué hacen las europeas que viajan a países musulmanes? Revisamos el atuendo que escogen las reinas europeas en sus visitas a estos reinos y la elección de Doña Letizia en Marruecos, esta semana.

La historia del velo se remonta al 2500 antes de Cristo, mucho antes que el nacimiento del islam. Las esculturas de mujeres de la élite social de Mesopotamia, Persia y Asiria así lo demuestran. Entonces eran las esclavas y prostitutas las que tenían prohibido llevar velo para ser distinguidas con facilidad. En la Antigua Grecia, Babilonia y en las comunidades judías del Imperio Romano se extendió el uso de velo entre las señoras más «respetables». La modestia era cualidad impuesta por los rabinos. Las mujeres del Imperio Bizantino también utilizaban velo, más por la influencia persa en la zona que por cristianismo. Así pues, se ha constatado que cristianas y judías llevaron velo antes de en los países musulmanes lo adoptaran.

La Reina Isabel II en la mezquita de Abu Dhabi
La Reina Isabel II en la mezquita de Abu Dhabi - ALI HAIDER

Pero ahora son los países árabes, principalmente, los que han guardado esta tradición que evita mostrar el cuerpo femenino como algo vergonzoso y peligroso de exponer. Aunque el velo ya se llevaba en Arabia antes del tiempo de Mahoma (570-632). Y en el Corán, los versos que hacen referencia al vestido de la mujer son los que piden modestia y discreción, simplemente. Pero en el siglo XX, la vestimenta occidental conquistó los países de influencia musulmana y, en los años 60 y 70, las mujeres de Afganistán, Pakistán o Irán llevaban pantalones de campana, camisetas ajustadas y el cabello suelto. Desde finales de los 70, la abaya, el hiyab y el niqab han ganado terreno.

Distinto protocolo

Actualmente, hay distintos tipos de protocolo en cuanto al velo se refiere, siendo Afganistán el país donde el burka se ve más, mientras que el niqab y la abaya son obligatorios en Arabia Saudí, Irak y Pakistán. En zonas como Túnez, Egipto o Turquía el velo es más una opción que una obligación legal y en Líbano -muy occidentales- son pocas las mujeres que lo llevan. En Marruecos, el Rey sigue concentrando atributos políticos y religiosos y es el líder espiritual de un Estado que se define como islámico. Pero en las ciudades, el velo se usa en contadas ocasiones, como vemos en las propias hermanas de Mohammed VI.

Matilde de los Belgas en Marruecos
Matilde de los Belgas en Marruecos

Por ello la Reina Letizia ha acudido a Marruecos esta semana impecablemente vestida, pero sin velo. En la cena de gala evitó llevar tiara, al igual que hicieron las hermanas del Rey de Marruecos, privilegiando la discreción recomendada. Acompañó su vestido blanco de Felipe Varela de un sobrevestido en encaje. Únicamente hizo uso de un velo blanco de corte hiyab para acudir al mausoleo de Mohamed V y Hassan II en Rabat. Ese día, 14 de febrero, escogió el mismo traje de pantalón blanco de Armani que llevó en su pedida de mano hace 14 años.

Por otra parte, la Reina Máxima, en su reciente visita a Jordania, tampoco llevó velo, ya que la monarquía hachemita es moderna en sus ritos. La misma Rania rara vez se cubre en público, algo que ya evitaban las esposas de Hussein: Dina, Muna, la bellísima Alia y Noor. Lo más que hizo Máxima fue poner en sus hombros la tradicional kufiya blanca con rayas rojas, como suvenir de la herencia cultural que llevan los hombres. Del mismo modo, la Reina Isabel II, en su visita a Abu Dhabi en 2010, tampoco cubrió su cabeza durante el día ni el la cena de gala, aunque sí lo hizo al entrar a la Gran Mezquita del jeque Zayed bin Sultan Al Nahyan, donde se encuentra la tumba del que fuera primer presidente de los UAE tras 100 años de protectorado británico. Normalidad pues, pero con respeto.