La policía investiga a Sylvester Stallone por agresión sexual

El creador de «Rocky» ya fue señalado meses atrás por supuestos abusos contra una menor

Los ÁngelesActualizado:

En la oleada de imputaciones de abusos sexuales levantada a propósito del estallido del caso Weinstein, a comienzos del pasado otoño, parecía cuestión de tiempo que el nombre de Sylvester Stallone (71 años) figurara en la nómina del oprobio, pese a que meses atrás se había archivado por falta de pruebas una acusación en su contra a propósito de unos hechos que se remontaban al año 1986, en un hotel de Las Vegas, y en los que, al parecer, una joven de 16 años era la víctima. Según publicó en su momento el tabloide británico «Daily Mail», Silvester Stallone y su guardaespaldas en aquel tiempo, Michel De Luca, abusaron sexualmente de una menor, admiradora del actor, que se había acercado al intérprete para pedirle un autógrafo y que se vio obligada a mantener relaciones con ambos hombres en la habitación del propio Stallone. El periódico aseguraba entonces que Stallone amenazó a la chica con golpearla si revelaba lo sucedido; ella decidió no presentar cargos en su contra, pues estaba «asustada y humillada». Más de 30 años después, el estallido del movimiento «#MeToo» animó a la supuesta víctima a presentar una denuncia que, a la postre, no ha avanzado por falta de pruebas. Ya entonces, Michelle Bega, representante de Stallone, manifestó que «esta es una historia inventada. Nadie conocía su existencia hasta que lo publicó este periódico y las autoridades nunca contactaron con mi representado».

Años 90

Ahora, la acusación es nueva, aunque no muy diferente y bastante más sólida, al menos para las autoridades policiales: la oficina del Fiscal de Los Ángeles está investigando otro supuesto ataque sexual por parte del creador de «Rocky» contra otra mujer, quien presentó la denuncia el pasado diciembre en una comisaría de Santa Mónica (California). Aunque no han transcendido más detalles, se sabe que los hechos habrían tenido lugar en los años 90. El portavoz de la Fiscalía, Greg Risling, reconoció el pasado miércoles a «The Hollywood Reporter» que la Policía está investigando el caso.

Horas después de que se abriera este nuevo frente, Martin Singer, representante legal del actor y director, reconoció al mismo medio haber recibido una notificación por parte de la Policía, al tiempo que anunciaba que Stallone tomará medidas legales para protegerse: «Mi cliente quiere denunciar a la mujer por una denuncia falsa. Nosotros negamos categóricamente estas acusaciones hechas con el único propósito de conseguir publicidad». El abogado considera dichas incriminaciones como «un acto de maldad ridículo y categóricamente falso». Además, Singer no ha dudado en cargar contra la Fiscalía y la propia Policía de Santa Mónica. «Es indignante que desde la oficina del Fiscal y las autoridades policiales se publicite este caso, porque de esta manera se hace creer al público que hay algo de verdad en los hechos. No es justo que se arruine la vida de alguien con una calumnia»

En 2016, el estado de California puso fin a la prescripción de algunos delitos sexuales, incluida la violación, la sodomía forzada y el abuso sexual de menores. Aunque el cambio de ley afecta a los delitos cometidos a partir del 1 de enero de 2017, el caso que en concreto atañe a Sylvester Stallone está siendo revisado por un grupo de trabajo del condado de Los Ángeles, que investiga posibles delitos sexuales en la industria del entretenimiento.

Stallone, casado con la exmodelo Jennifer Flavin desde 1997, con quien tiene tres hijas -Sistine, Sophia y Scarlet-, se encuentra inmerso en el rodaje de nuevas secuelas de sus dos mayores éxitos: «Rocky» y «Rambo».