Harvey Weinstein - Gtres

Harvey Weinstein se declara no culpable ante el juez y sigue libre

El superproductor de Hollywood, acusado de múltiples delitos sexuales, ha inspirado una película sobre sus abusos, que será dirigida por Brian de Palma

Corresponsal en Nueva YorkActualizado:

Harvey Weinstein volvió este martes a los juzgados de Nueva York para una vista ante el juez que se ocupa de su caso. El superproductor de Hollywood, al que decenas de mujeres han acusado de violación y abusos sexuales, se declaró inocente de los tres delitos sexuales por los que ha sido imputado por las autoridades neoyorquinas. Las acusaciones provienen de dos incidentes, uno en 2004 con Lucia Evans, a quien Weinstein trató de forzar a tener sexo oral durante un supuesto casting en la oficina de Miramax en Tribeca; y otro en 2011, sobre una supuesta violación a una mujer no identificada en el hotel Doubletree de Lexington Avenue.

La de este martes era la primera comparecencia de Weinstein ante el juez desde que el que fuera u no de los pesos pesados de la industria del cine se entregara a la policía el pasado 25 de mayo. «Por muy reprobable que sea un delito de violación, igual de reprobable es acusar falsamente a alguien de violación», aseguró su abogado, Benjamin Brafman, a la salida de los juzgados. «El señor Weinstein ha denegado las acusaciones. Tiene derecho a la presunción de inocencia y rechaza esos cargos completamente. Tratará de enfrentarse a ellos».

De momento, Weinstein seguirá libre. Tras su arresto el mes pasado, el juez le impuso una garantía de fianza de diez millones de dólares, con un depósito en efectivo de un millón. Se le retiró su pasaporte, debe llevar una pulsera de localización y no puede salir de los estados de Nueva York y Connecticut, donde tiene varias residencias. Su próxima comparecencia ante el juez está prevista en septiembre.

Las acusaciones de las autoridades neoyorquinas son las primeras a las que tiene que responder Weinstein en los juzgados. Pero probablemente no serán las últimas: el viernes, otras tres mujeres presentaron una querella colectiva contra el productor y contra compañías de las que formaba parte, como Miramax y Disney. El lunes, los investigadores de la fiscalía interrogaron a una de ellas, Melissa Thompson, que aseguró que Weinstein la violó en un hotel de Tribeca en septiembre de 2011.

«Teniendo en cuenta las circunstancias, lo está llevando razonablemente bien», dijo Branfman sobre su cliente, que llegó con gesto serio y con traje y corbata oscuros. «Nadie puede estar feliz en su situación».

Quizá tampoco le alegre que vaya a pasar de producir películas aclamadas a inspirar otras de terror. El célebre director Brian de Palma reconoció hace unos días que estaba escribiendo un guión basado en el escándalo de Weinstein, al que más de ochenta mujeres han acusado de delitos sexuales desde el otoño pasado, cuando dos reportajes de «The New York Times» y «The New Yorker» sacaron a relucir un patrón de abusos perpetrados desde su posición de poder en Hollywood.

Ayer se supo que el título de película será ‘Predator’ -‘Depredador’, en inglés-, un calificativo con el que ya se calificaba a Weinstein antes de que salieran a la luz sus escándalos, un secreto a voces durante años en Hollywood. Según ‘Deadline’, el creador de éxitos como ‘Carrie’, ‘Scarface’ o ‘Los intocables’, contará como productores con Saïd Ben Saïd y Michel Merkt y la película se desarrollará con el Festival de Cine de Toronto como telón de fondo.