Irene Rosales y Kiko Rivera
Irene Rosales y Kiko Rivera - Instagram

Irene Rosales habla sobre la adiccidión de Kiko Rivera

Una vez superada la resaca de la final del concurso, la joven ha concedido su primera entrevista a la revista «Semana» en la que hace balance sobre su paso por el concurso

MadridActualizado:

Los problemas económicos de Kiko Rivera e Irene Rosales provocaron que la pareja se decidiese a concursar en «GH Dúo» para sanear sus finanzas. Una vez finalizado el concurso -en el que ella quedó como quinta finalista y él semifinalista-, el matrimonio se centra en recuperar la vida tranquila vida familiar que tanto deseaban.

Una vez superada la resaca de la final del concurso, Irene Rosales ha concedido su primera entrevista a la revista «Semana» en la que hace balance sobre su paso por el concurso: «El balance es muy positivo porque se ha podido conocer por fin a la verdadera Irene», a la vez que asegura que « ganar no es algo que nos preocupase mucho porque no entraba en nuestro planes».

Durante la participación de su marido en «Gran Hermano Dúo», se vivió un momento histórico en la historia de los «realities» cuando Kiko Rivera confesó que fue adicto a las drogas. «No lo he dicho nunca, pero en un determinado momento de mi vida... y de ahí viene en gran parte mi depresión, estuve con adicción a las drogas», afirmó el hijo de Isabel Pantoja. «Consumía hachís y marihuana a diario. También cocaína. Estaba enganchado», sentenció. «Pero gracias a mi mujer y a mi madre y a mis amigos de verdad, he conseguido salir de ese mundo. No quería despedirme sin decirle a la gente que se puede salir y que eso es muy malo, solo trae problemas y gracias a Dios y a ellas pude salir», espetó Rivera.

Ahora, su mujer ha querido sincerarse sobre el problema: «Era un tema que teníamos como tabú en casa y no queríamos hablarlo por lo que pudieran opinar los demás», ha comenzado diciendo. «A veces Kiko me mentía para buscar broncas y marcharse de casa. Es algo que me quise tragar yo sola porque me correspondía a mí. Así que sí, me lo comí yo sola», ha confesado. Y asegura sentirse contenta a la vez que aliviada por el cambio de su marido: «Ahora empieza de nuevo porque antes no era él. Tenía un demonio dentro y cada paso que daba lo hacía son pensarlo. Ahora analiza más las cosas y sabe que está en su momento».

Con respecto a la participación de su suegra, Isabel Pantoja, en «Supervivientes», Irene Rosales solo puede desearle la mejor de las suertes: «Desde aquí tiene todo mi apoyo y que viva la experiencia. Que se olvide de lo de fuera y disfrute porque allí lo único que te puede traicionar es la cabeza», aunque afirma que «lo va a dar todo de ella y es una persona que cuando quiere algo lo consigue porque tiene mucha fuerza de voluntad y yo creo que va a aguantar mucho».