George Michael
George Michael - REUTERS

Los herederos de George Michael se repartirán 122 millones

El cantante apadrinó, entre otros, a los hijos de Martin Kemp, bajista de Spandau Ballet

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Es una Navidad que jamás olvidaré: encontrar a tu pareja muerta en paz en la cama», escribió Fadi Fawaz en su cuenta de Twitter, un día después de hallar el cuerpo sin vida de su novio, George Michael, en su residencia de Oxforshire (Londres, Reino Unido). El cantante, compositor y productor, de 53 años, es la última estrella en apagarse en un año fatídico para la música.

Una insuficiencia cardíaca provocó que el británico dejase huérfanos antes de tiempo a los millones de seguidores que le veneran en todo el mundo. Cierto es que el artista no atravesaba su mejor momento. Sus problemas con las drogas, sus escándalos sexuales –que le costaron dos detenciones– y ausencia de nuevos proyectos hicieron difíciles los últimos años del cofundador de Wham!, grupo con el que se inició y se hizo famoso en la industria musical junto a Andrew Ridgeley.

Colección de arte

Todo ello no impidió que el vocalista se convirtiera en uno de los diez músicos más ricos de Reino Unido, gracias a una trayectoria profesional de 35 años, en la que vendió más de 100 millones de álbumes. Según el «Daily Mirror», su fortuna se estima en más de 122 millones de euros entre activos, propiedades inmobiliarias y una amplia colección de arte.

Sus posesiones incluyen el hogar donde falleció, valorado en 6 millones de euros; un piso en Los Ángeles (más de 3 millones), su otra residencia londinense en Highgate (8 millones) y una casa en Sídney (3,5 millones). Además, Michael también poseía un amplio repertorio de piezas de arte, entre las que se encontraban obras de artistas de la talla de Banksy, Damien Hirst y Tracey Emin, que reunió cuando Kenny Goss compartía su vida.

Pero, ¿quiénes podrían ser los beneficiarios del cantante? Al no tener descendientes, la misma publicación asegura que en su testamento se encuentran sus dos ahijados, Roman (23) y Harley Moon Kemp (27). Ambos son hijos de Shirlie Holliman, quien formaba parte del grupo que acompañaba a Wham!, y su marido Martin Kemp, bajista de Spandau Ballet. Un apadrinamiento fruto de los más de 30 años de amistad que le unían con el matrimonio. Incluso, fue el propio Michael quien presentó a la pareja y, como ha declarado Martin en muchas ocasiones, George Michael fue su «gran estrella», el que le acompañó en los mejores y peores momentos de su vida.

Entre las afortunadas también podría encontrarse Bluebell Madonna, hija de la ex Spice Girl Geri Halliwell y ahijada de su antiguo amor Kenny Goss, con el estuvo más de diez años y con el que se rumoreaba recientemente que volvía a mantener una relación. Pero estos no serán los únicos. Michael fue padrino de los dos hijos de su primo Andros. Y, por si fuera poco, se espera que también haya dejado una importante cantidad a sus dos hermanas, Melania y Yioda, y a su actual pareja, Fadi Fawaz.

Muchos posibles beneficiarios para la millonaria fortuna que ha dejado el icono del pop, gracias a los frutos de su exitosa carrera con clásicos como «Wake me up before you go go» o «Last Christmas». Sin olvidarse, por supuesto, su inconfundible voz, que ya solo se podrá disfrutar a través de sus canciones. Quizá ahora alcance esa paz que tanto ansiaba en vida.