La demanda de divorcio de Josep Santacana y Arantxa Sánchez Vicario, al detalle

«Corazón TVE» ha tenido acceso a la petición que hizo el empresario a principios de año

MADRIDActualizado:

Arantxa Sánchez Vicario no se esperaba que su marido, Josep Santacana, le pidiese el divorcio después de diez años de matrimonio. Quizá por eso se resista a firmar la disolución de su matrimonio después de que el empresario le interpusiese el pasado el pasado 3 de enero ante la Justicia de Florida la demanda de divorcio.

Desde que saltó la noticia en los medios de comunicación, se han comentado muchas cosas que los afectados no han confirmado ni desmentido. «Corazón TVE» ha tenido acceso a la demanda de divorcio interpuesta por Santacana y se han aclarado muchas de las dudas que se tenían.

En un primer momento se dijo que Santacana había solicitado la custodia de los dos hijos que tienen en común, pero nada más lejos de la realidad. El empresario solicita la custodia compartida. Eso sí, ha solicitado que sea un coordinador el que esté presente y medie entre las dos partes, en relación a sus hijos. Deberán llegar a un acuerdo para fijar los los horarios del régimen de visitas.

En cuanto a la disolución del matrimonio, Santacana pide que, en caso de no llegar a ningún acuerdo, deberán recurrir a los acuerdos prenupciales que firmaron antes de esa boda celebrada en Barcelona el 12 de septiembre de 2008. Concretamente, los mismos que se firmaron ante notario en la capital catalana el 15 de noviembre de 2007.

En ese acuerdo ambos renuncian a la «compensación económica prevista en el artículo 13 (haciendo referencia a la Ley 10/1998 de 15 de julio), la pensión periódica prevista en el artículo 14, la disposición de la vivienda común prevenida en el artículo 28». También queda claro que se casaron en régimen de separación de bienes.

Las pertenencias de Vicario

Mucho se ha hablado también del hecho de que Santacana se podría haber quedado con las pertenencias de la extenista, entre las que se podrían encontrar los ya conocidos trofeos de la número 1 del mundo. La misma publicación ha tenido acceso al documento en el que Santacana se compromete a devolver todas las cosas de Vicario en un plazo inferior de 15 días.