Los ganaderos de Lugo brindaron con leche el pasado 31 de diciembre
Los ganaderos de Lugo brindaron con leche el pasado 31 de diciembre - EFE
Sectores productivos

Los productores de leche esperan una subida de los precios en 2016

Algunos sindicatos denuncian nuevas prácticas abusivas de la industria láctea. Piden convocar una mesa de negociación con todas las partes y supervisada por las administraciones

Santiago Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Arranca 2016 para los ganaderos gallegos con la esperanza de que sea el año que deje atrás una grave de crisis de precios de la leche en origen. El año pasado estuvo marcado por las movilizaciones, tensas negociaciones de acuerdos con todos los actores del sector y bloqueo a las industrias. En teoría, la subida de la cuantía que perciben los productores iba a ser perceptible de manera inmediata nada más comenzar el año, lo que sirvió para aplacar los ánimos y que las protestas remitiesen durante las pasadas fechas navideñas.

Teniendo en cuenta este contexto, las asociaciones agrícolas manifestaron ayer su voluntad de que las palabras se transformen en hechos y las promesas de incrementos de las distribuidoras empiecen a repercutir lo antes posible en las facturas. En este sentido, el portavoz del sindicato Unións Agrarias dentro de la Plataforma en Defensa do Sector Lácteo, Óscar Pose, declaró su esperanza de que se «certifiquen» en las nóminas de diciembre, que empezarán a cobrar en los próximos días, las subidas de dos céntimos a las que se habían comprometido. Con todo, y aunque ve con buenos ojos esta medida, señala que de confirmarse solo sería «un parche» a la espera de otras de mayor calado que tenga una mayor incidencia en el medio plazo. Además, Pose subrayó que en estos instantes las protestas se han paralizado a la espera del devenir de los acontecimientos, y que la plataforma se encuentra en «un momento de trabajo intenso» de reuniones con miembros de la industria para encarar los próximos meses.

Más tajantes fueron desde la asociación Agromuralla, que mantiene las tractoradas desde el 10 de diciembre en la ciudad de Lugo. Uno de sus representantes, Roberto López, denunció que las subidas de momento no estaban siendo percibidas por los productores. Para López, la situación es «difícil de entender», ya que las industrias que recogen la leche a los ganaderos dicen «no saber nada» de tales incrementos en los precios. Del mismo modo, lamentó las dificultades para colocar el producto por la llegada de grandes cantidades desde el extranjero a bajo coste.

«Los cobradores del tractor»

Desde el Sindicato Labrego Galego tampoco prima el optimismo para el inicio de curso. Su portavoz, Isabel Vilalba, manifestó ayer a ABC que aún cumpliéndose escrupulosamente el acuerdo firmado en verano en el Ministerio «estaríamos ante soluciones parciales que no afrontan las cuestiones de fondo y estructurales».

Del mismo modo, Vilalba denuncia «prácticas abusivas» de las empresas, como pagos imputados en diferentes conceptos como leche en polvo para pagar el producto en origen a precios más bajos e insostenibles para los productores. Para atajar este problema, apuesta por una mesa de negociación con todas las partes y supervisada por las administraciones para vigilar los márgenes en cada eslabón de la cadena. Del mismo modo, pide a las instituciones que tomen un papel más activo para que los ganaderos no tengan que volver a bloquear las industrias. «Parecemos los cobradores del tractor», ironiza.