La factoría de Ferroatlantica en Cee (La Coruña)
La factoría de Ferroatlantica en Cee (La Coruña) - MIGUEL MUÑIZ
VENTA DE LAS CENTRALES

Ferroatlántica insiste en su plan industrial y el comité plantea la huelga

La compañía ofrecerá mantener el empleo durante cinco años pero los sindicatos se preparan para el paro

SantiagoActualizado:

Se enquista el conflicto laboral abierto entre Ferroatlántica y sus trabajadores de la Costa da Morte. El próximo martes, directivos de la empresa y los sindicatos se han citado para abordar, una vez más, la operación de venta que se cierne sobre las centrales hidroeléctricas de los ríos Xallas y Grande. Ferroatlántica llegará al encuentro con un plan bajo el brazo, a cuyo contenido ha tenido acceso ABC, después de haber cerrado un principio de pacto para deshacerse de sus centrales en Galicia y Aragón por 155 millones de euros netos. Los trabajadores ya se preparan para cualquier circunstancia, incluida la huelga.

Dicha oferta pasa por mantener intactos durante cinco años los puestos de trabajo en sus dos vertientes actuales de producción: la energía y las ferroaleaciones. Es parte de la operación firmada por Ferroatlántica y su comprador. Aunque hay más. La empresa —integrada en la estadounidense Ferroglobe— comunicará a los sindicatos que sigue en pie su intención de construir una planta de silicio solar en Sabón (Arteixo, La Coruña) previa inyección de 42 millones de euros. Se uniría a su propósito de levantar un fábrica de carbón vegetal por 9 millones de euros vinculada a 96 puestos de trabajo.

En Cee-Dumbría, el epicentro de un litigio que tiene en ascuas a toda la comarca, Ferroatlántica promete introducir en su plantilla a medio centenar de trabajadores que en estos momentos cuentan con contrato temporal o esporádico.

La multinacional intentará de esta manera persuadir a los empleados de que la venta de las centrales reportará otros beneficios. No obstante, la Xunta, como propietaria de los derechos de explotación de los ríos, se reserva la última palabra. Sin solicitud oficial encima de la mesa, como ha declarado en numerosas ocasiones el conselleiro de Industria Francisco Conde, el Gobierno gallego no tiene previsto pronunciarse.

A la huelga

Fuentes del comité de empresa aseguran a este periódico que todo está preparado para la convocatoria de una huelga, en caso de que la reunión tuviera un resultado fallido para sus intereses. ¿Y cuáles son esos intereses? Los representantes sindicales no transigirán, como han mantenido desde el principio, con ninguna alternativa que pase por la venta de las hidroeléctricas. Por tanto, si las conversaciones fluyen por este guión previsto, el choque de posiciones está de nuevo servido.

El pasado viernes, las mismas fuentes precisan que la asamblea de operarios afinó la postura con la que iban a encarar la reunión. Fue entonces cuando decidieron preparar el preaviso de huelga. Desde el pasado diciembre no se habían vuelto a reunir con la dirección de Ferroatlántica.