El CEO de Inditex, Pablo Isla
El CEO de Inditex, Pablo Isla - EFE

Isla asegura que la llegada tardía de Zara a internet le permitió una situación de mayor fortaleza

En el evento CEO Council organizado por The Wall Street Journal en Londres, el consejero delegado de Inditex destacó que el grupo dueño de Zara no comenzó a operar a través de internet hasta 2010

LONDRESActualizado:

El presidente de Inditex, Pablo Isla, explicó este martes que la llegada tardía de la compañía textil al comercio online le permitió desarrollar un modelo de negocio que la ha dejado en una situación de mayor fortaleza. En el evento CEO Council organizado por The Wall Street Journal en Londres, Isla destacó que el grupo dueño de Zara no comenzó a operar a través de internet hasta 2010, integrando el negocio digital con sus tiendas.

El gigante de la moda ha diseñado una estrategia en internet para aprovechar un sistema de producción y distribución rápido que le permite usar sus miles de tiendas como puntos de recogida y devolución para los clientes online. Si la presencia en internet de Inditex hubiese comenzado cinco años antes, las cosas hubieran sido distintas, según Isla.

Aunque la compañía se basa en algoritmos y en el uso de datos para decidir sobre el aprovisionamiento y la distribución, sigue dependiendo en gran medida de los encargados de los establecimientos para la toma de decisiones, señaló. "Siempre intentamos gestionar los datos pero sin perder el toque humano", matizó.

Isla añadió que la globalización y la interconexión provocadas por las redes sociales han hecho que las tendencias de moda locales se conviertan en más globales. Inditex presta mucha atención al comportamiento de sus clientes en China, ya que tiende a replicarse unos años más tarde en Occidente, explicó. Los pagos a través del móvil, las tiendas sin efectivo y los pedidos en tienda para ser entregados en casa son algunos de los comportamientos que Inditex ha observado en China y que cree que surgirán en otros lugares.

Isla también remarcó que las tensiones comerciales no están afectando a la firma, ya que el negocio está lo bastante diversificado como para hacerles frente.

La clave, explicó, son los cortos plazos de entrega, que permiten a Inditex responder rápidamente a los cambios de tendencia y evitar asumir grandes riesgos. La empresa fabrica muchos productos en Portugal y España, donde ha establecido varias sedes de marcas e instalaciones logísticas. Ese enfoque le da una ventaja sobre sus rivales, gracias a la gran velocidad con la que llegan los productos nuevos a las tiendas, indicó Isla. "Si tienes que tomar decisiones con 12 meses de antelación, corres un gran riesgo para la moda", concluyó.