La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, propne limitar el precio del alquiler
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, propne limitar el precio del alquiler - EFE

Los expertos critican la «devastadora» propuesta de Colau de limitar el precio del alquiler

La alcaldesa de Barcenola ha propuesto imponer un tope máximo al arrendamiento de inmuebles, una medida que ha sido duramente criticada por distintos analistas

MadridActualizado:

La polémica vuelve a estar ligada a Ada Colau. El pasado miércoles dejaba claro a dos militares que no eran bien recibidos en el Salón de la Enseñanza, pero esa no ha sido la única declaración controvertida que ha realizado la alcaldesa de Barcelona en las últimas semanas. El pasado día dos, en una rueda de prensa en la que presentó distintos acuerdos con entidades financieras para ampliar el parque de vivienda pública, Colau propuso una «solución» para evitar una nueva burbuja en el mercado inmobiliario: limitar el precio de los alquileres.

Sus argumentos se centraron en que Barcelona cuenta con un precio de alquiler superior a los 700 euros, una cantidad que, supuestamente, ha subido en el último año por encima del avance de la renta media. Por ello, Colau propuso al Estado imponer un tope, un precio máximo a partir del cuál no se puede alquilar una vivienda.

Como era de esperar, las reacciones al anuncio de la alcaldesa no se han hecho esperar. Distintos actores del mercado inmobiliario han criticado la propuesta por ser «intervencionista» y «frenar» la apuesta que distintas entidades públicas han realizado por el alquiler. Así, Manuel Gandarias, director del servicio de estudios de Pisos.com, recuerda que «el Gobierno realizó un esfuerzo con la última Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), mediante la cuál se fomentó el alquiler y se ligaron los precios al Índice de Competitividad, en lugar del Índice de Precios de Consumo (IPC), como se hacía hasta el momento». Gandarias reconoce que la subida de precios del alquiler está «yendo por delante» que la de la compraventa, pero niega que se esté creando una burbuja ni que sea necesario «proponer medidas de este tipo». Una propuesta que, según su opinión, es «intervencionista» en un mercado marcado por la oferta y la demanda.

En esta misma línea se muestra Sergi Gargallo, directo general de Lloguer Segur, la delegación de Alquiler Seguro en Cataluña. «Este tipo de medidas pueden tener un efecto devastador y pueden acabar directamente con el mercado», afirma. Para Gargallo, el precio del alquiler ha subido simplemente porque hay mucha menos oferta, por lo que la solución debe pasar por «incentivar» este tipo de arrendamientos.

Colau justificó su medida afirmando que Barcelona es la ciudad de España con mayor proporción de viviendas destinadas al alquiler, con un total del 30%... según un estudio del propio Ayuntamiento. Además, citó el ejemplo de Alemania, donde también existe una limitación a las subidas de precios.

«Otro escenario»

El director general de Lloguer Segur, responde que en el país europeo se vive «otro escenario» totalmente distinto. «Mientras en Alemania el Estado invierte cerca de 26.000 millones en fomentar el alquiler, en España nos quedamos en los 900», afirma. Gargallo cita otro país dónde existe una limitación al precio del alquiler: Cuba.

SERGI GARGALLO , DIRECTOR GENERAL DE LLOGUER SEGUROS

Por otra parte, mientras la alcaldesa de Barcelona sostiene que en la ciudad existe un alto porcentaje de viviendas en alquiler, los expertos creen que lo que existe es una gran «inseguridad jurídica». Las medidas que ha desarrollado Colau para combatir los desahucios están provocando que muchos propietarios «no se atrevan» a alquilar su vivienda, sostiene Gargallo. El director del servicio de estudios de Pisos.com, por su parte, afirma que «hay que estar atentos a las medidas que se proponen, los desahucios deben paralizarse si se trata de un colectivo desfavorecido. Hay que tener en cuenta que el sector inmobiliario ha logrado cierta recuperación y no nos podemos permitir que se paralice».

Por si fuera poco, distintas regiones han incrementado la presión fiscal sobre el arrendamiento. «De por sí existen pocos incentivos fiscales, por lo que si se propone un tope máximo del alquiler se aboca al sector al mercado negro», sostiene Gargallo. «Las perspectivas de futuro no son favorables», concluye.

Paralización hotelera

Mientras Colau propone limitar el precio del alquiler, distintas empresas alertan de la paralización del sector hotelero que se está produciendo en Barcelona.

Es el caso de la empresa de gestión patrimonial e inversión Laborde Marcet, que ha publicado un informe este viernes en el que advierte de que 38 proyectos hoteleros se han paralizado en Barcelona tras la suspensión cautelar de licencias, vigente desde el pasado mes de julio.

Según Laborde Marcet, 29 de estos alojamientos no se podrán llevar a cabo porque se iban a situar en zonas donde el número de establecimientos no podrá aumentar. El resto podrían construirse más adelante si cumplen con las condiciones que establece el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) que aprobó el jueves pasado el Ayuntamiento de Barcelona. Esta paralización ha provocado que aproximadamente unos 3.000 millones de euros en inversión se congelen, así como la creación de 10.000 puestos de trabajos en la ciudad.

Esta moratoria, además, ha generado un «incremento de precios de los hoteles con licencia actualmente en venta», según afirma Laborde Marcet.

«En los últimos meses hemos detectado que el capital extranjero observa con recelo al nuevo equipo de gobierno municipal. El nuevo escenario político les preocupa y ha generado la parálisis de determinadas inversiones», asegura Miquel Laborde, socio fundador de la compañía.