Rafa Nadal y Novak Djokovic durante uno de los entrenamientos de esta semana en la pista central Manolo Santana
Rafa Nadal y Novak Djokovic durante uno de los entrenamientos de esta semana en la pista central Manolo Santana - EFE
Mutua Madrid Open

Duelos de titanes en Madrid

Rafa Nadal y Novak Djokovic disputan hoy el capítulo 50 de la rivalidad más repetida de la historia. La otra semifinal la jugarán Pablo Cuevas y Dominic Thiem

MadridActualizado:

La Caja Mágica acoge hoy el capítulo número cincuenta de la rivalidad entre Rafael Nadal y Novak Djokovic, el duelo más repetido de la historia. La pista Manolo Santana será el punto de encuentro de estos dos titanes que no se enfrentaban desde el año pasado en Roma. El sorteo del cuadro del Mutua Madrid Open ya auguraba que el español podría enfrentarse a Djokovic en semifinales, y así ha sido. Aunque ambos comenzaron el torneo con bastantes dudas en su juego, a partir de octavos han ido mejorando sus prestaciones.

Para el partido de hoy, Djokovic tiene la ventaja de contar con más horas de descanso. Ayer, el número dos pasaba directamente de ronda tras la retirada del japonés Kei Nishikori pocos minutos antes de comenzar el partido por problemas en su muñeca. Por su parte, Nadal tuvo que zafarse del belga David Goffin en dos sets (7-6(3) y 6-2) para pasar de ronda en un partido donde volvió a demostrar que es el rey de la tierra batida.

Sobre esta superficie, el manacorense tiene a favor la estadística de enfrentamientos ante Djokovic. Sin embargo, de los 49 partidos que han disputado, 26 fueron ganados por el serbio y 23 por Nadal. Además, el tenista español tratará de romper una racha de siete partidos consecutivos sin vencer al serbio, al que no consigue derrotar desde la final de Roland Garros de 2014.

De esta forma, y tras el partido de ayer ante Goffin, Nadal, que busca su quinto título en la capital, definió el encuentro de hoy como un «partido muy difícil contra uno de los mejores jugadores de la historia». «Espero a un gran Djokovic mañana y ganará el que juegue mejor», sentenció. Mientras, el serbio, actual campeón, persigue su tercer título y recuperar la inercia positiva del pasado. Va por buen camino.

En la otra parte del cuadro, Pablo Cuevas se erigió como el nombre propio de la jornada. El uruguayo sorprendió a Alexander Zverev (3-6, 6-0 y 6-4) en una nueva exhibición de fortaleza mental para alcanzar las semifinales. Cuevas es la primera vez que llega a esta ronda en un Masters 1000. «Creo que estoy jugando muy bien tenis y tengo un buen nivel.

El próximo va a ser un partido muy duro, pero voy a estar tranquilo», comentó ayer tras el partido. Se tendrá que jugar el pase a la final con el talentoso Dominic Thiem que, con solo 23 años, tiene un porvenir ilusionante que le ha llevado a ser el número nueve del mundo. El austríaco tampoco había llegado nunca a disputar una semifinal y despertó del sueño al croata Borna Coric («lucky loser») al derrotarle por un contundente 6-1 y 6-4.