Djokovic, con la copa de Eastbourne
Djokovic, con la copa de Eastbourne - AFP
Eastbourne

Djokovic recupera el brillo con el título de Eastbourne

El serbio, que llevaba un curso lleno de sombras, evoluciona en la hierba justo antes de Wimbledon al vencer e Monfils en la final

Actualizado:

Y, por fin, una alegría para Novak Djokovic, campeón en Eastbourne justo a dos días de que empiece Wimbledon. El serbio, que ha ido dando bandazos durante casi toda la temporada, únicamente salvada con el trofeo conquistado en Doha, venció en la final a Gael Monfils por 6-3 y 6-4 y presenta su candidatura al tercer grande de la temporada, necesitado como nunca de alegrías así.

Djokovic aceptó la invitación de Eastbourne para foguearse en la hierba antes de Wimbledon, alterando por completo las rutinas de los años anteriores. Al balcánico no se le veía el pelo entre París y Wimbledon, por los acontecimientos le llevaron a presentarse a un torneo que aún no existía en su palmarés. Ahora se puede decir que la decisión fue del todo acertada.

Superó a Monfils con una versión convincente, dominador durante la hora y cuarto que duró el encuentro. El número cuatro del mundo salvó las tres pelotas de break que tuvo en contra y quebró tres veces el saque de Monfils, más errático que en los duelos anteriores. Las opciones del francés estuvieron en la segunda manga, pero no supo aprovecharlas.

Djokovic gana de este modo el título 68 de su carrera, que es especial porque le reconcilia con el Djokovic de siempre. En estos meses se le ha visto superado por las circunstancias y los resultados han evidenciado que andaba lejos de su mejor versión. Para Wimbledon, volverá a contar con los servicios de Andre Agassi y escuchará también los consejos de Mario Ancic. Vuelve a ser competitivo, y eso siempre es un peligro para los demás.