Cori Gauff
Cori Gauff - AFP

WimbledonHalep despierta a Cori Gauff

La rumana vence a la estadounidense, que se va de Wimbledon con una mochila llena de lecciones y el cariño del planeta tenis

Actualizado:

Es el sueño de cualquier niña que empieza a jugar al tenis: disputar el torneo de Wimbledon. Cori Gauff se ganó la opción con una invitación para las rondas previas y lo aprovechó de tal manera que ha llegado hasta la segunda semana. Con quince años. Solo Simona Halep, batalladora como ella, ha conseguido frenar su ímpetu y su tenis en cuartos de final del Grand Slam londinense (6-3 y 6-3). Pero Gauff se ha ganado un buen puñado de lecciones y todo el cariño del planeta tenis. Es una estrella en ciernes. Y todavía adolescente.

Tanto como para que sean sus padres quienes la arropen en la pista y en el palco. Tanto como para que su padre se despida de ella el último antes de que entre en la pista y le deje un par de besos con todo el amor y respeto del mundo. Tanto como para que se ponga nerviosa cuando Roger Federer, quien la apadrina con su empresa de representación, se cruza con ella y se para a saludarla.

Pero Gauff tiene todo lo necesario para brillar en el tenis. Que tiene trazas para ser campeona lo demostró al llegar al cuadro final. Que tiene carácter y maneras de número 1, lo destacó con una brillante remontada ante Polona Hercog. Que puede y tiene que soñar con ser lo que quiera lo mostró ante Halep: perdió su primer turno de saque y lo recuperó en el siguiente. Tiene una cabeza privilegiada. Y quince años.

Pero la rumana, más capaz porque también tiene a su espalda muchos más partidos de esta índole, quiere recuperar su foto en la portada. Con un tenis más seguro y esa defensa a ultranza con la que desequilibró a Gauff, Halep acaba con el sueño de la adolescente. Por el momento. Porque Gauff ya es una estrella. Y tiene quince años.