Serena Williams
Serena Williams - AFP

WimbledonCarla Suárez choca contra una roca llamada Serena Williams

La española, que logró dar más batalla que lo reflejado en el marcador, vuelve a tropezar contra la estadounidense y se despide en octavos

LondresActualizado:

Era esta una versión muy sólida de Carla Suárez. Impecable en una primera semana en la que apenas sufrió desgaste y pudo tomar buena nota de la dificultad que tiene esta hierba cortada al milímetro en Wimbledon. Pero para esta versión llegó demasiado pronto Serena Williams, y la española se despide con orgullo del torneo londinense porque, si bien el marcador reflejó un contuntende 6-2 y 6-2, en la pista 1 hubo mucho y muy buen tenis de la canaria.

Era la estadounidense esa tenista capaz de reinventarse, como dijo la propia Suárez a este periódico. No era la de hace dos años. Pero sigue ahí, con ese tenis contundente con el que se apropia de la pista y no da opción a mucho más que a sobrevivir.

Sin embargo, Suárez mostró coraje, no se dejó llevar por el pincipio avasallador de la rival y dejó muestras de que quizá podría haber llegado más lejos. Solo trece errores no forzados por los 19 de Williams. Pero en ganadores, en el riesgo, la cuenta cae para la estadounidense: 21 por 9.

Regaló buena derecha y un revés que incomodó a la pequeña de las Williams, le permitieron recuperar un break de desventaja y llevar todos los juegos al límite. Pero en el límite, la ganadora de 23 Grand Slams se mueve de maravilla en este curso, recuperado el físico y también el hambre. Quiere el número 24, y se le pone de cara después de la derrota de Ash Barty ante Alison Riske, con quien se enfrenta el miércoles. Aunque todavía tendrá a grandes batalladoras como Petra Kvitova por su lado. Pero esta Serena Williams confirma ante Suárez que está de vuelta. Y hace mucho que no tiene un nuevo gran trofeo que enseñarle a su hija, desde Australia 2017.