Wimbledon

Así es Cori Gauff, la niña de 15 años que revoluciona Wimbledon

La joven, apadrinada por Federer y con un contrato a largo plazo con New Balance, tumbó a Venus Williams en su estreno en un cuadro final de Grand Slam

Actualizado:

Se arrodilló junto al banco, cara enterrada en sus manos, y después en la toalla, para ocultar las lágrimas de emoción que le deparaba el momento: había ganado su primer partido del cuadro final de Wimbledon, siendo la más joven en lograrlo desde 1991, a toda una Venus Williams, campeona de siete títulos de Grand Slams, ídolo, espejo y referente. Su madre y su padre, también entrenadores, aplaudían e inmortalizaban el momento en el palco. No era para menos. Cori Gauff tiene quince años.

Además de la red, a Gauff y a Williams las separaban 24 años, siete títulos de Grand Slam y dos horizontes opuestos. Para la primera, curtida en mil batallas, le queda ya poco recorrido, con 39 años recién cumplidos. Ya había ganado cuatro grandes antes de que su rival naciera. A la segunda, se le abre en este Wimbledon un panorama tremendo, foco de todas las miradas porque confirma con desparpajo que ser la más joven en colarse en un cuadro final es algo que nadie le ha regalado, aunque llegara a la previa con una invitación.

Confesaba querer enfrentarse con Serena, por quien empezó a jugar al tenis y por quien su padre, inspirado en el recorrido de las Williams, le regaló su primera raqueta. Por ahora, se ha cruzado con Venus. Deseo y victoria cumplidas (6-4 y 6-4). «No estaría aquí si no fuera por ellas», comentó.

Hija de Corey, jugador de baloncesto, y de Candi, atleta, tiene físico para imponer (1,76 metros) y convicción para vencer. Sus pasos han sido firmes desde que completara una infancia con títulos de renombre con rivales de más edad y firmara, con 10 años, un contrato de publicidad con Nike. Visitó varias veces la Academia de Patrick Mouratoglou, entrenador de la propia Serena, a quien impresionó por su decisión. Y por sus éxitos: con 13 fue la finalista más joven del US Open júnior, y, con 14, campeona de Roland Garros. En 2018 New Balance blindó su fichaje, luce un anuncio de Barilla en el vestido, juega con Head y Roger Federer, a través de su agencia de representación, «Team 8», la ha acogido como su protegida. Según Forbes, gana 1 millón de euros. Con 15.

Surge por ello la duda de si alguien que aún no ha terminado la adolescencia está preparada para acometer la presión del circuito profesional. La regla que se impuso por Jennifer Capriati en los 90 impide que pueda jugar más de diez torneos WTA hasta los 16 años, aunque su progresión y su mentalidad hagan creer que se quedan muy cortos. Bien lo puede confirmar Venus Williams.

Porque Gauff, conocida como «Coco», está en segunda ronda -se enfrentará con Magdalena Rybarikova-, pero sigue siendo esa niña que está en secundaria, que tiene que hacer exámenes a distancia mientras se foguea con la élite del tenis, que juega con sus dos hermanos pequeños, se disfraza de Thor en Halloween, le gustan las redes sociales y va a comerse el mundo del tenis. Suyo es hoy. Y mañana.