Los Toiss acompañaron a Neymar durante su presentación con el PSG - AFP / Vídeo: Bebeto: «Si el Madrid ficha a Neymar será un equipo imbatible»
Fútbol

Así son los «Toiss», la pandilla a sueldo de Neymar

Un séquito con la misión de divertirle, acompaña al crack permanentemente

BarcelonaActualizado:

El fichaje de Neymar es algo más que una apuesta deportiva para un equipo de fútbol. La estrella brasileña es un fenómeno sociológico que supera todas las barreras deportivas y que lleva varios años revolucionando el mercado publicitario. Detrás de él hay una estructura empresarial muy estable enfocada a los negocios, que cuida su imagen y gestiona las ofertas comerciales que recibe. Su padre, Neymar da Silva Santos, «O pai do craque», dirige su carrera y supervisa a un equipo de ejecutivos, financieros, secretarias, administrativos y miembros de seguridad. Allí donde va Neymar, allí aterriza su entorno empresarial. Y también su pseudo-familia, un grupo de amigos de la infancia que se autodenominan «Toiss» y que se encargan de entretener, divertir, cuidar y proteger al futbolista.

En el Barcelona los sufrieron y en París ya les conocen. Suelen formar parte del contrato profesional del crack y viajan con él en el avión oficial del club. Varios directivos de la entidad azulgrana asistieron atónitos a su presencia junto al resto de la plantilla durante la gira del pasado verano por Estados Unidos. Muy comentada fue la fotografía del futbolista en París rodeado de sus amigos cuando fue presentado por el jeque Al-Khelaifi. Poco antes, cada uno se tatuó una letra de la palabra «amigos» en el brazo, a modo de puzzle, para celebrar la fuga del brasileño al PSG. Poco después se los llevó a todos a Saint-Topez mientras esperaba el Certificado de Transferencia Internacional (ITC) para poder jugar en Francia. Las imágenes del desmadre del grupo disfrutando en un yate en la privilegiada localidad se hicieron virales.

Un saludo característico

Al igual que el Camp Nou se acostumbró al séquito de acoplados que rodeaba a Maradona o a Ronaldinho, acabó claudicando con este grupo de apariencia rapera, aspecto feliz, sonrisa eterna y que expresan su identidad realizando una «T» con los brazos, con un gesto que define una canción que Neymar baila con mucha frecuencia. De hecho, Toiss es una palabra inventada por el grupo brasileño Henrique&Diego, de marcado estilo popular y denominado sartanejo. Significa «nosotros», pero sustituyendo la «N» por la «T», que se popularizó con la canción «Eh tudo toiss». Es la forma con la que Neymar y sus amigos se llaman cuando están de buen humor. Ydesde hace unos años, también es una marca de ropa de estilo «casual» desde que Ciao, uno de los Toiss, decidió comercializar la palabra. Entre la lista de celebridades que llevan estas prendas se encuentran Robinho, Thiago Silva, el propio Neymar o artistas muy populares en Brasil como Thiaguinho.

Es la prueba de que todo lo que toca el futbolista lo convierte en oro. «No fue necesario pedirle permiso, aunque fue Neymar quien la hizo popular e hizo que ganara notoriedad en las redes sociales, no veo porqué habría necesitado su autorización, él solo es un miembro del gran grupo de amigos que responden a ese nombre», explica el reciente empresario.

Fiestas y póker

Comparten la pasión por el póker y cuentan en la Ciudad Condal las timbas organizadas en casa del brasileño hasta altas horas de la madrugada con sus amigos. Un casino de Barcelona no pudo enviarle una mesa a su mansión porque la normativa lo prohibe, pero aseguran que servía al futbolista de crupieres. Su rutina se invirtió. Jugaba toda la noche al póker, se iba directamente a entrenar y después dormía hasta las nueve de la noche. Y volvía a empezar.

Si en un principio los Toiss vivían en Brasil y le visitaban asiduamente, con el paso de tiempo acabaron instalándose con él. Es un grupo de seis amigos de toda la vida que han ido aglutinando a nuevos adeptos y que cobran entre 4.000 y 6.000 euros por realizar diferentes tareas para el jugador.

Jo Amancio (25 años) es como un hermano para Neymar y ambos crecieron juntos en una de las zonas más pobres de Sao Paulo; Gilmar Cebola Araujo (29 años) conoce al crack desde que eran adolescentes y trabaja con Wagner Ribeiro en cuestiones de marketing; Guilherme Pitta suele ser el encargado de chequear las zonas en las que divertirse; Gustavo Almeida es un colega con el que coincidió jugando a fútbol sala en Santos cuando tenían 12 años y ahora, con 26, trabaja en la empresa de Neymar gestionando su consultoría especializada en artistas brasileños; o Cristian Guedes, también vinculado a NRSports, son los Toiss «originales». Junto a ellos está el español Álvaro Costa, al que el Barça puso como asistente cuando el futbolista fichó por el club catalán para facilitarle la adaptación. Costa, que había vivido en Río de Janeiro, domina fluidamente el portugués y representa a Nike, decidió marcharse con Neymar cuando éste firmó por el PSG. Este recién fichado «toiss» es hijo de Pepe Costa, que llegó al Barça de la mano de Sandro Rosell, trabaja en la oficina de atención al jugador, y tiene un vínculo estrechísimo con Leo Messi.