«Hijos de Grecia», el espectáculo inaugural de Clásicos en Alcalá
«Hijos de Grecia», el espectáculo inaugural de Clásicos en Alcalá - ABC

Festival Clásicos en Alcalá, entre el riesgo y la ortodoxia

Levanta el telón la décimonovena edición del certamen que dirigen Ernesto Arias y Darío Facal

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Si tuviésemos que escoger un término para definir lo que esta edición del Festival Clásicos en Alcalá supone para nosotros probablemente sería desafío. Desafiar es retar y provocar a singular combate o batalla. El teatro puede que no sea un combate, pero sí es un encuentro donde se lanzan desde el escenario múltiples desafíos -intelectuales, emocionales, estéticos...- que no tienen otro afán que estimular al espectador a partir de textos que, desde que son ideados y escritos, se enfrentan al desafío de perdurar en el tiempo, de ser merecedores y conseguir que, en algún momento, sean considerados clásicos».

Son palabras de Darío Facal y Ernesto Arias, flamantes directores del festival Clásicos en Alcalá, que asumieron hace apenas un par de meses, en sustitución de Carlos Aladro, nombrado poco antes director del teatro de La Abadía. Facal y Arias afrontan su primera edición al frente del certamen, que se celebra desde el 13 de junio al 7 de julio, presentando más de medio centenar de espectáculos.

«Nuestro propósito para esta edición del Festival -continúan sus responsables- es intentar ser fieles a lo que declara su nombre: Clásicos en Alcalá. “Clásicos” en el más amplio sentido del término, acogiendo diferentes miradas sobre textos, mitos, autores e historias anteriores al siglo XX en todas sus expresiones escénicas, bien sea teatro, música, danza o poesía... “En Alcalá”, pero no sólo en sus teatros, sino también en las calles y en los rincones de esta ciudad de las Artes y las Letras».

Teatro, danza, música y poesía son los cuatro puntos cardinales de las propuestas que presenta el festival; la apertura corre a cargo del espectáculo inmersivo «Hijos de Grecia», un evento de doce horas de duración dividida en tres tramos, escrito por Gon Ramos, a partir de textos del repertorio clásico, y dirigido por Carlos Tuñón. «Siguiendo el modelo de las antiguas Dionisíacas y las Fiestas Barrocas -explican sus creadores-, las puertas del Corral de Comedias de Alcalá de Henares estarán abiertas desde la mañana hasta la noche para recorrer el mundo trágico griego desde los ojos, cuerpos, experiencias y deseos de la compañía. Se trata de reflexionar en torno a la experiencia del teatro como rito».

El espíritu contemporáneo del espectáculo inaugural se compadece con la intención de los directores del festival, que se han planteado el desafío de «ofrecer un diálogo entre las lecturas más convencionales de los clásicos y las más rupturistas, las propuestas escénicas más arriesgadas con las más ortodoxas. Por ello pretendemos que la programación sea muestra y reflejo de las múltiples formas que existen de entender lo escénico y que los escenarios de Alcalá acojan propuestas de toda índole».

Entre los espectáculos que presenta Clásicos en Alcalá, destacan los estrenos absolutos, siete en total: «Mercaderes de Babel», un texto de José Padilla a partir de «El mercader de Venecia», de Shakespeare, dirigido por el anterior director del certamen, Carlos Aladro; «Manifiesto Julieta», creación colectiva de cuatro piezas contemporáneas en torno a la tambien shakespeariana «Romeo y Julieta», a cargo de las compañías Vladimir Tzekov, Sleepwalk Collective, Teatro EnVilo y Teatro Xtremo; «La gitanilla», propuesta de Pr3cioxxa a partir de la obra de Cervantes; «Donde se da cuenta de la historia de la pastora Marcela, olvidada entre las páginas del Quijote», un montaje de Ion Iraizoz y La Caja Flotante; «La culpa es de Juan Rana», dirigida por José Bornás a partir de textos cómicos del Siglo de Oro; «Lo nunca Tirso», de Ensemble Bufo con dirección de Hugo Nieto; «Entre clásicos anda el juego», a partir de textos de Calderón, Lope y Tirso y dirigido por Carmen Valverde y Aida Villar; y « (16 de junio. Patio Cervantes 10); y «Torpes y deslavazadas», de la compañía Panyvino».