Rosa Zamora enseña pole dance en su escuela
Rosa Zamora enseña pole dance en su escuela - ABC
Deporte

El primer campeonato regional de «pole dance» se celebra este fin de semana en Sevilla

La Escuela Superior de Arte Dramático acogerá el evento que determinará los aspirantes al título nacional de una especialidad deportiva que aspira a ser olímpica

SevillaActualizado:

«Yo empecé en el pole por casualidad, por una amiga, por acompañarla a hacer deporte». Rosa Zamora es la propietaria de una de las escuelas que tratan de enseñar el «pole dance» en Sevilla, donde este fin de semana se celebra el primer campeonato regional de este deporte que aspira a ser olímpico.

«Comencé a trabajar con Esther, que fue la primera en abrir una escuela en Andalucía», y fue en Sevilla. Rosa Zamora fue una de sus primeras alumnas, y tras formarse se puso a trabajar para ella. «Hace seis meses decidí montar algo por mi cuenta y abrí esta escuela» dice en referencia al local situado en la calle doña Juana de Castilla 29.

Rosa Zamora compitió el año pasado en la modalidad de dobles del Campeonato Nacional de Pole Sport, IPSF. Reconoce que si alguna de sus alumnas quisiera competir, «deberían tomarselo muy en serio y tener muchas ganas», dice.

Eate sábado la Escuela de Arte Dramático acogerá el primer campeonato regional. Cada comunidad será la encargada de seleccionar a los mejores para que puedan acudir al de toda España.

En estos momentos es difícil poder vivir del pole dance, pero Vane Lunática, Saulo Sarmiento, Teresa Rodríguez y Dennis Torres son los deportistas españoles que intentan labrarse un nombre en esta disciplina. Éste último, Denis Terrones, consiguió alzarse con la medalla de oro en el campeonato del mundo celebrado en Toledo en 2018.

Los participantes podrán competir en las disciplinas de «pole sport», en la que se proclamó vencedor el español, «pole art», la modalidad «más artística» en la que se valora más la coreografía en sí que las propias posiciones, el «pole doble» en el que participan por parejas.

El «ultrapole», enfrentamientos uno contra uno en el que por periodos alternos de treinta segundos realizan sus mejores movimientos, y el «parapole», para aqellas personas con discapacidades físicas, han sido las últimas en sumarse.

En cada modalidad exiten diferentes niveles: amateur, semiprofesional y élite para diferenciar los diferentes grados de habilidad. Todas las disciplinas deben contener figuras que requieran fuerza y otras que precisen de flexibilidad.

Este deporte sigue teniendo «mala fama», asegura Rosa Zamora, que cree que aún no se ha desligado el «pole dance» de las salas de estriptis. Aún así confía en el futuro prometedor de este deporte, y más si es reconocido como modalidad olímpica.