La artista sevillana presenta este sábado en el Concert Music su último trabajo, 'La Calma'.
La artista sevillana presenta este sábado en el Concert Music su último trabajo, 'La Calma'. - L.V.
CONCERT MUSIC

Pastora Soler: «Estoy saboreando más cada concierto y esta nueva oportunidad»

Tras un tiempo de tempestades la artista regresa a los escenarios con ‘La Calma’

ChiclanaActualizado:

Después de la tormenta siempre llega 'La Calma' y así es como ha regresado a los escenarios Pastora Soler. Con mucha tranquilidad pero con más fuerza que nunca, la cantante de Coria del Río vuelve con su nuevo disco para proseguir con el camino que emprendió hace más de veinte años. Inmersa en la gira la artista se sube este sábado al escenario del Concert Music en Chiclana para ofrecer los temas más especiales de su último trabajo y recordar algunas canciones de su trayectoria musical.

Este sábado podremos disfrutar de su voz en Sancti Petri ¿qué sensaciones tiene para este festival?

Llevamos bastante camino con esta gira pero tenemos muchísimas ganas de llegar por fin a Sancti Petri. Es el primer año que se hace este festival pero tiene unas características increíbles gracias al escenario tan grande y el impresionante cartel. Siempre es una suerte volver a Cádiz. Hace poco estuve en el Teatro Falla y tengo ganas de volver a sentir el público gaditano.

¿Cómo está viviendo la nueva gira?

Estoy súper feliz, tranquila y disfrutándola con mucha 'calma'. Al final es el lema que quiero que me siga acompañando en este nuevo proyecto. Estoy saboreando cada concierto y cada nueva oportunidad de estar aquí con el público, viendo cómo la gente lo disfruta. Cada concierto es especial porque la gente te arropa y te dan cariño, así que se hace algo único e irrepetible.

Regresa con ‘La Calma’ ¿cómo fue el proceso de creación del disco?

Ahora hace casi un año que se editó. Lo estoy saboreando incluso más, sabiendo que cuando las cosas se hacen con tiempo y dedicándole lo que creo que se merece un nuevo proyecto, en este caso un disco. Este álbum fue elaborado muy poco a poco, y sobre todo seleccionando cada tema con mucho mimo; concretamente con lo que quería transmitir al público. Ahora que hace un año de esto, estoy satisfecha, feliz y contenta con el resultado.

En una entrevista decía que su hija fue su salvadora y de hecho le dedica una canción en el disco. ¿Qué significado tiene para usted este tema?

Siempre será uno de los temas más emotivos de toda mi carrera porque tuve la oportunidad de cantarle a ella y por haberlo escrito yo misma. Aunque yo no soy autora me esforcé por hacerlo, me sentía en la obligación de hacerlo yo misma, de escribirla. Ahora mismo es muy pequeña pero la idea es que tenga ese tema ahí para escucharlo y saber lo que significó en mi vida. En un momento de tristeza y oscuridad ella fue como mi estrella, mi luz.

De toda su carrera musical, ¿cuál ha sido la canción que ha marcado su vida?

Es complicado decidirme porque he tenido muchas etapas diferentes con sonidos muy distintos hasta que he encontrado el mío propio. Aún así, un tema muy importante que marcó un poco el sonido musical que me define fue 'Solo Tú' de Martínez Ares. Esta canción inició una etapa. Otro tema muy emocionante para mí es 'La mala costumbre'.

¿Qué tienen en común Pilar y Pastora? ¿Y diferencias?

Con el tiempo me he dado cuenta que poco (risas). Aunque seamos la misma persona y tengamos cosas en común con el tiempo intento que cada vez tengan menos que ver. Que la artista sea la artista y la persona sea la persona. De hecho, yo como persona soy tímida, frágil; y Pastora es más fuerte. Si analizamos una y otra son casi polos opuestos. También tenemos muchas cosas en común, quizás la pasión y el corazón con lo que se hacen las cosas.

¿Qué balance haría de la Pastora Soler que conocimos con temas como ‘Dámelo ya’ con respecto a la actual?

Musicalmente hay una evolución muy importante en esa etapa. En ese disco comenzó mi búsqueda por mis propios sonidos, por saber que es lo que quería hacer. Con ese disco empecé de la mano de Queco y creo que musicalmente hay una evolución bastante grande. Después como artista sigue habiendo esas inquietudes por seguir caminando, aprendiendo y sobre todo, lo que me lleva de nuevo a estar aquí, la vocación que sentía en esa etapa. Creo que esto no hay que perderlo nunca.

Ahora está inmersa en la gira pero ¿tiene en mente algún objetivo a largo plazo?

Realmente no. Una de las cosas aprendidas y tatuadas a fuego es no esperar nada. Incluso esto te hace disfrutar más del camino y que todo sea más gratificante. No quiero alcanzar objetivos ni metas. Simplemente si tengo un objetivo es poder seguir así: caminando, haciendo discos y giras sin ningún tipo de ambición ni metas.

Tras haber sufrido miedo escénico, ¿cómo definiría esta sensación que seguramente sacude a muchos artistas? ¿Qué le aconsejaría a quiénes estén pasando por esta situación?

Cuando llevas 20 años disfrutando sobre el escenario y te das cuenta que ya no lo haces y que todo se vuelve en tu contra, hay que identificarlo. A lo largo de la vida de los artistas pasamos por todo. Hay veces que te sientes mal y no puedes disfrutar como solías hacerlo. Cuando esto se alarga lo principal es poner distancia, tomarte tu tiempo y ponerle nombre a las cosas. Creo que es algo muy común que nos pasa, incluso más de lo que creemos; pero es difícil contarlo tal y como es. Cuando me pasó a mí, yo quería transmitir mi verdad porque el respeto al público es lo más importante. Además contar lo que te pasa hace que la gente empatice contigo y que se humanice todo. Es lo que hice, lo asumieron, me entendieron e incluso me apoyaron. Al final los artistas también somos humanos.