Sergio DalmaÁNGEL DE ANTONIO
Entrevista

Sergio Dalma: «Tengo más recursos que una voz rota»

El músico de Sabadell actuará este viernes en el Palau de la Música de Valencia y el sábado en el Auditorio de Teulada-Moraira (Alicante)

VALENCIAActualizado:

Sergio Dalma (Sabadell, 1964) lleva tres décadas en los escenarios, pero todavía siente que puede sorprender a su público. «Tengo un estilo y una forma de interpretar muy característica, siempre hablan de mí como el cantante de la voz rota, pero tengo más recursos y los tengo que explotar. Quiero que la gente los conozca», explica a ABC en una entrevista telefónica. El artista catalán se impone ese reto en la gira de presentación de su decimoséptimo álbum de estudio, «Dalma», que tiene dos fechas previstas en la Comunidad Valenciana. La primera será hoy viernes en el Palau de les Arts de Valencia (donde actúa por cuarta vez) y mañana en el Auditorio de Teulada-Moraira.

El intérprete catalán presentará el mismo espectáculo en ambas plazas, cuya cuidada acústica garantiza un sonido más íntimo y depurado. «Es un show más arriesgado al que hemos hecho hasta ahora, porque daremos prioridad al nuevo disco, sin dejar de repasar las mejores canciones de mi carrera». Dalma asegura no haberse aburrido de cantar éxitos como «Esa chica es mía» o «Bailar pegados». «Por mucho que pasen los años sigo cantándolos con mucho cariño, porque forman parte del esqueleto de mi carrera. Para evitar que se me atraganten hago siempre nuevas versiones».

Después de doce años sin grabar en España, Sergio Dalma decidió poner en manos del productor Pablo Cebrián y los estudios Arcadia de Madrid las once canciones de su nuevo disco. «He realizado los tres últimos trabajos junto al productor Claudio Guidetti, pero sentía la necesidad de tener una visión diferente y sentir que había una evolución», confiesa. «Implicarme más en el proceso de producción». En los títulos de créditos de «Dalma» encontramos letras de Conchita, Pablo Cebrián, Iván Ferreiro o el propio Sergio Dalma, que «tenía ganas de poner algo mío» después de tantos años en Italia grabando clásicos de otros autores. También quería ofrecer una versión más positiva en las letras. «Siempre me dicen que mis temas son tristes, así que decidí también dar un giro en ese sentido», admite.

Al término de esta mini gira nacional por teatros y auditorios, el cantante viajará a Argentina y Chile, donde siempre es bien recibido. «El público latinoamericano, y concretamente el argentino, es muy efusivo. Llevan muchos años acostumbrados a pagar por un espectáculo de música. En España la gente estaba acostumbrada a los conciertos gratuitos que corrían a cargo de los ayuntamientos. Lo bueno es que por fin hemos conseguido que el público pague por su entrada. El que paga por ver un espectáculo lo disfruta más».

«La crisis de la industria nos ha afectado a todos, las compañías han reaccionado tarde ante la evidencia de que la gente quiere otros formatos. El éxito de Spotify es de lo más lógico, aunque todavía no nos hemos sentado las dos partes para establecer un reparto justo de los derechos de reproducción».

Ese «cara a cara» con los fans es para el artista la verdadera sal de su trabajo. «Después de un tiempo sin actuar en público siempre sales al escenario “cagao” de miedo, pero si desaparecieran esos nervios ya no habría magia».