Kurt Cobain
Kurt Cobain

NirvanaUna nueva mirada a los últimos y trágicos años de Kurt Cobain

Danny Goldberg, mánager de Nirvana durante su ascenso meteórico, que trabajó con el músico desde 1990 hasta su muerte, publica un libro que recorre el final de su vida

Actualizado:

El 5 de abril de 1994, hace ahora 25 años, Kurt Cobain se disparó en al cabeza. Su cuerpo, joven, de solo 27 años, lo descubrió un electricista que no tenía ni idea de la grandeza de la estrella del rock que se acababa de apagar. Miembro del fatídico club de los 27, la vida Cobain es leyenda, mito, y no se deja de revisitar (reescribir) a cada poco.

Ahora le toca el turno a Danny Goldberg, mánager de Nirvana durante su ascenso meteórico, que trabajó con Kurt desde 1990 hasta su muerte. «Serving the Servant: Remembering Kurt Cobain» (HarperCollins), que acaba de publicarse en inglés, es uno de los pocos libros sobre el artista que llega desde su círculo íntimo, pues la relación de los dos trascendía lo laboral, como queda claro en sus páginas. En ellas, Goldberg cuenta la vida del músico a través de sus ojos, centrándose en sus últimos cuatro años, esos que compartieron, tirando siempre de recuerdos personales y entrevistas a su viuda, Courtney Love, así como a amigos y compañeros, como el bajista Krist Novoselic, con el que fundó Nirvana.

En una entrevista con « Rolling Stone», Godberg afirma que este libro trata de aportar una imagen diferente del músico, menos centrada en su muerte y más en su talento, en su genio, en su creatividad. «Simplemente sentí que, en conjunto, su imagen estaba demasiado opacada por su muerte, y que mis propios recuerdos de él son más sobre su creatividad, sobre lo dulce que era, sobre su sentido del humor», explica el autor.

Como cuenta en el libro, Goldberg fue plenamente consciente de la espiral de excesos en la que había caído Cobain cuando apareció drogado en «Saturday Night Live» en 1992. En 1994 ya era insostenible. Cobain sufrió una sobredosis de Rohypnol durante una gira en Roma. Las cosas cambiaron después de eso. «Algo afectó su cerebro», le cuenta Novoselic a Goldberg.

Para entonces, el gerente trabajaba para Nirvana solo de manera informal, aunque se presentó para una última intervención para tratar de alejarlo de las drogas. Pero después de un día en la clínica Exodus de Los Ángeles, Cobain saltó una pared de casui dos metros y escapó. «No tenía idea de lo que había provocado las últimas semanas de la desesperación de Kurt», escribe Goldberg. «Tal vez fue una intensa cristalización de las depresiones que lo habían atormentado durante mucho tiempo. Tal vez fue algo en casa. Tal vez estaba relacionado con su carrera», continúa.

Según comenta la prensa estadounidense, el libro no bucea en los momentos más polémicos de la banda, aunque sí apunta ciertos detalles, como que Cobain le preguntó si creía que podría sobrevivir como solista.