The Cat Empire
The Cat Empire - ABC
Entrevista

The Cat Empire: «Hay tantas giras porque el streaming no da para vivir»

El grupo australiano arrasa y actuará en Razzmatazz el día 26, y dos días seguidos en La Riviera, martes, 27 y miércoles, 28

MadridActualizado:

Sin grandes campañas publicitarias, sin demasiado márketing de por medio, los australianos The Cat Empire han agotado las entradas de su concierto de La Riviera y han tenido que organizar una segunda fecha para satisfacer la demanda. Queda claro que en nuestro país, aunque no sean demasiado conocidos por el gran público, sí cuentan con una numerosa y fiel tropa de seguidores.

De hecho, fueron ellos los que promovieron su primer concierto en España hace un par de años, creando un perfil de Facebook en el que se fueron sumando cientos de peticiones para traer su gira. Y lo consiguieron. «Hicieron lo mismo nuestros fans de Sudáfrica», cuenta Harry James Angus (trompeta y voz), uno de los seis miembros de este grupo que combina el pop con músicas caribeñas y africanas, con resultados muy coloristas y festivos.

El milagro del boca a boca

Puede que estén llegando a la cima, pero la escalada comenzó hace tiempo, «en 2001, cuando empezamos a tocar por Melbourne y alrededores», recuerda Angus. «En poco tiempo conseguimos ir a varios festivales, sin haber sonado en la radio ni haber grabado ningún hit. Todo fue por el boca a boca, algo que sigue funcionando a día de hoy, porque todavía seguimos sin conseguir ese hit».

Quizá no tengan ese ansiado éxito global, pero sus discos sí vendieron lo suyo (más de un millón de copias) antes del derrumbe de la industria discográfica. «Sí, fue antes de la llegada de iTunes y el streaming. Ahora seguimos vendiendo discos a una escala mucho más pequeña», se lamenta Angus, que considera que estas plataformas «pagan tan poco que no da para vivir, lo que nos obliga a estar tocando constantemente. Por eso hay tantas giras hoy en día. La única manera de sobrevivir es consiguiendo un un megahit que suene en todo el mundo. Si no es imposible». El problema es de difícil solución, en su opinión, porque «la tecnología avanza mucho más rápido que la industria musical, de manera que la segunda es incapaz de adaptarse a tiempo a los cambios de la primera».

De todos modos, ellos no piensan dejar de grabar discos y de hecho, ya se han puesto manos a la obra con el nuevo, «que será muchos más caribeño».