Ismael Serrano tuvo que pedir calma por un rifirrafe político entre su público en Barcelona
Ismael Serrano tuvo que pedir calma por un rifirrafe político entre su público en Barcelona - Ernesto Agudo

Acusan a Ismael Serrano de «equidistante» por detener una discusión política entre su público en Barcelona

«Parece que no te gustó mucho que anoche en el concierto de Sant Cugat alguien gritase Llibertat Presos Politics», le recriminó una asistente. El domingo el concienciado cantautor se explayó para defender su postura en Twitter

Actualizado:

El pasado sábado, Ismael Serrano actuaba en Sant Cugat del Vallés (Barcelona) cuando se enfrentó a un rifirrafe que le ha traído de cabeza durante ya el domingo porque ha tenido que explicar por qué reaccionó como reaccionó.

Y es que durante el show, se escuchó el grito de «libertad presos políticos» a lo que otro contestó: «Que te calles». Y así, se generó una jarana política en medio del concierto por lo que el cantautor tuvo que pedir calma y «hacer una llamada al diálogo» para tratar de reconducir la situación.

Ya el domingo, algunos usuarios de Twitter asistentes al concierto le recriminaron su intervención. «Parece que no te gustó mucho que anoche en el concierto de Sant Cugat alguien gritase #LlibertatPresosPolitics. Nos reñiste en tono paternalista y disgustado y acabaste con un "Y no es equidistancia, eh!". No, mira, es mucho peor que eso».

La usuaria siguió el reproche: «Es que llevas 20 años denunciando y cantándole a todas las injusticias del planeta, pero con las de tu país miras hacia otro lado», dice por un lado. Luego atiza también a la izquierda española en general: «Y tú, la izquierda española, la presunta progresía, intelectuales y artistas calláis. Pero ya os lo encontraréis».

Para acabar con su corolario: «Un día vendrán a por ti y recordarás el día en que te contrariaste porque una pareja gritó #Llibertatpresospolítics. Perdona la chapa. Llevo 20 años comprando tus discos y pagando tus conciertos y me siento estafada. Igual es que nos hemos hecho mayores. Los dos».

El artista ha tenido que salir al paso de esta acusación explicando su posición. «No. No me contrarié por eso. Mi postura al respecto es clara. Creo que esos presos deberían estar libres. Lo que hice fue detener una discusión estéril en un concierto. Y hacer una llamada al diálogo». Además, ha añadido: «Si estuviste en algún otro concierto en Barcelona verías que he comentado sobre el escenario gran parte de las injusticias que citas».

Sin embargo, otros usuarios le acusan de que defendiera al más fuerte, o que exagerara que hubiera una discusión cuando fue un simple intercambio de palabras, que no reconociera que fue el público quien tranquilizó el rifirrafe para que no fuera la cosa a mayores... Finalmente, tras un domingo de cierto trajín internetil para aclarar su postura, el popular cantautor desarrolló lo que vivió y su intervención con esta cadena de tuits.