Svetlana Alexiévich
Svetlana Alexiévich - AFP

Svetlana Alexiévich, una autora de raza que elevó el reportaje periodístico a la catagoría de Nobel

Repasamos los principales acontecimientos que han marcado la vida y la obra de una escritora capaz de desnudar el alma humana mediante una polifonía de voces

MadridActualizado:12345
  1. La catástrofe de Chernóbil

    Chernóbil, tras la explosión
    Chernóbil, tras la explosión - ABC

    Tras escribir sobre el fracaso de la utopía comunista, Svetlana Alexiévich se adentró en una de las mayores catástrofes de la historia de la humanidad. Planteado como si fuera una tragedia griega, con coros y voces marcados por un destino fatal, «Voces de Chernóbil» (Debate) documenta las vivencias orales de aquellos cuyas voces fueron silenciadas durante años por una polis que representa a la URSS.

  2. La guerra de Afganistán

    Un soldado soviético, en guardia en Afganistán, en 1988
    Un soldado soviético, en guardia en Afganistán, en 1988 - Mijaíl Yevstáfiev

    La guerra de Afganistán, acontecimiento que precipitó la desintegración soviética, es el eje de su libro «Los muchachos de Zinc» (Debate). Narrada desde el punto de vista de los veteranos y de las madres de los caídos en la contienda, su publicación (la obra estuvo prohibida durante diez años) estuvo rodeada de controversia, ya que Svetlana Alexiévich fue acusada de profanar la memoria de los héroes de la guerra.

  3. Su postura política, opuesta a Putin

    El presidente ruso, Vladimir Putin
    El presidente ruso, Vladimir Putin - REUTERS

    Svetlana Alexiévich es una autora de raza. Nada más saber que había sido galardonada con el Nobel de Literatura, no dudó en conceder una rueda de prensa en la que dijo: «Respeto el mundo ruso de la literatura y la ciencia, pero no el de Stalin y Putin». Su postura política, muy comprometida (en su momento denunció el «asesinato» de Anna Politkóvskaya), la llevó a asegurar, con firmeza, que Vladimir Putin está llevando a Rusia a un «segundo Afganistán» con los bombardeos en Siria.

  4. Polifonía de voces de nuestro tiempo

    Cubierta de «Voces de Chernóbil»
    Cubierta de «Voces de Chernóbil» - ABC

    Jaume Bonfill, editor del libro «Voces de Chernóbil», destaca que el estilo de Svetlana Alexiévich está en el montaje, «muy complejo», hasta conformar una narración que «no es una historia oral al uso». Como destacó en su día la Academia Sueca, la esencia de su obra reside en esa polifonía de voces que desnuda el alma humana. «Sus libros te transforman, entras en ellos de una manera y sales de otra», remata su editor.

  5. Maestra del reportaje literario

    La secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, anuncia a Svetlana Alexiévich como la ganadora del Nobel de Literatura 2015
    La secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, anuncia a Svetlana Alexiévich como la ganadora del Nobel de Literatura 2015 - EFE

    Con el Nobel de Literatura concedido a Svetlana Alexiévich, la Academia Sueca premió, por primera vez, el reportaje periodístico. De hecho, varios medios suecos llegaron a especular con el hecho de que ese género podría haber sido reconocido ya, en el año 2007, en la fiugra de Ryszard Kapuscinski, si no hubiera muerto justo ese año.