El sacerdote Apeles
El sacerdote Apeles
ESPAÑA, CAMISA BLANCA

Padre Apeles: «Hillary Clinton encarna al Diablo»

Actualizado:

No me creo que le gusten las vacaciones.

Para mí no las hay. Sólo cambio el lugar en el que hago las mismas cosas.

El calor atonta.

Y por lo que se ve algunos han sufrido importantes golpes de calor.

Dios le ha dado a usted mucho más de lo que los demás logran ver.

Así no me envidian (tanto).

La tele desfigura.

Sí. Muchas veces la realidad es incluso peor.

Si Dios mirara la tele, ¿qué vería?

La miseria y los efectos del pecado original.

Cuando usted salía en la tele, ¿era consciente de que Dios le miraba?

Sí. Por eso procuraba salir a horas vespertinas, cuando Su Divina Majestad se hubiese retirado.

Si la Iglesia es jerárquica, ¿por qué la democracia es cristiana?

¿Y quién dice que realmente lo sea?

¿Que las mayorías decidan es una forma de compasión?

Más bien un lujo que sale demasiado caro.

Usted es un gran fan de Putin.

Antes teníamos miedo de los rusos y ahora son nuestra esperanza.

¿Por qué?

¿Quién si no defiende a los cristianos del Próximo Oriente y da estabilidad a la política internacional?

¿Y Trump?

Podría ser un excelente socio de Putin, si no se lo impidieran las fuerzas del mal.

Baudelaire dice que la mayor astucia del Diablo es hacernos creer que no existe.

Pero es incapaz de esconder los efectos de sus acciones.

Y en nuestra geopolítica, ¿en quién se encarna?

En Hillary Clinton. Hillary Clinton encarna al Diablo. Nadie ha hecho tanto por extender la muerte, con la promoción del aborto y las guerras con el mundo árabe (y hasta casi con Rusia).

Además de Putin, ¿qué otro líder político le interesa?

Víktor Orban, sin duda. Los húngaros lucharon por ser húngaros contra el Imperio, el nazismo y el comunismo. No van a perder ahora su identidad en una Europa que se quiere autodestruir.

¿Vox es extrema derecha?

¿Podemos es extrema izquierda? A quienes dicen que viene el fascismo les vendría bien pasar seis meses en la Italia de Mussolini o en la Alemania de Hitler y aclararían conceptos.

¿Ada Colau era el mal menor?

No. Ernest Maragall hubiese realizado una mejor gestión de la ciudad. ¿Qué es independentista? Como si quiere tener la bomba atómica. El problema del separatismo es que triunfe en Madrid.

¿En Madrid? ¿A qué se refiere?

La voracidad por el poder ha impedido el pacto «sagrado» de PSOE, PP, Cs y VOX para no ceder ante el chantaje independentista por encima de coyunturas. Habría sido razonable la abstención de «las tres derechas» para evitar que separatistas y extrema izquierda nos acaben llevando al abismo.

¿Qué no entendió de usted la Iglesia española?

Que podría haber sido un importante activo, que yo era su paladín y no el enemigo. No hubo ningún intento de entender. Sufrí un «cordón sanitario» avant la lettre.

Parece que algunos dirigentes de la Conferencia Episcopal creen en un Dios triste, sin sentido del humor.

Un Dios a su imagen y semejanza.

De usted que da más miedo, ¿el fondo o las formas?

Yo soy fiel a lo de «suaviter in modo, sed fortiter in re». Siempre se quejaron de mis formas, pero acabo de ver a un recién electo obispo en Italia chillando en un escenario con una banda de música, y a otro pasear en bicicleta por la Catedral durante la misa…

Mi hija empieza catequesis en septiembre. ¿Qué tipo de iglesia me recomienda?

La que el Concilio Vaticano II definió como «Iglesia doméstica», ¡la familia! Lo importante es que vaya a una iglesia donde se respire sacralidad en las ceremonias. Un dios cercano y misericordioso (un buen padre), pero no un «colega».

Para asegurar, una parroquia del Opus, ¿no?

Las del Opus son de las mejores, sí.

Arcadi Espada sostiene que el juez Marchena es el español más carismático de los últimos tiempos.

Estoy completamente de acuerdo, pero ya verá que cuando en otoño salga la sentencia, seremos poquitos a continuar pensándolo.