Instituto Cervantes en Ammán
Instituto Cervantes en Ammán

España abrirá en Bagdad una extensión del Instituto Cervantes en Ammán

«En teoría tendría que empezar en el mes de julio», explicó a Efe el director general de la Secretaría General del Instituto Cervantes, Antonio Lázaro

Actualizado:

España abrirá en Bagdad una extensión del Instituto Cervantes de Ammán, una iniciativa que nace con buenas perspectivas por el vínculo tradicional de las instituciones académicas iraquíes con el español y en un momento en que el país árabe trata de volver a la normalidad tras años de conflicto.

El idioma de Cervantes llegará a tierras iraquíes a través de las aulas del instituto que toma el nombre del autor de El Quijote en las próximas semanas, aunque aún no está cerrada la fecha exacta.

«En teoría tendría que empezar en el mes de julio», explicó a Efe el director general de la Secretaría General del Instituto Cervantes, Antonio Lázaro, que hasta hace mes y medio dirigía el centro de Ammán.

Lázaro puntualizó que aún hay temas administrativos pendientes que podrían hacer demorar la fecha efectiva de apertura por lo que el inicio de las clases podría producirse en julio o agosto.

El Cervantes llegará a la capital iraquí después de que la Embajada española sugiriera reanudar los contactos que siempre ha habido entre las instituciones españolas y la Universidad de Bagdad, una casa de altos estudios que contó con un importante Departamento de Español y una biblioteca de referencia antes de los sucesivos conflictos en el país.

La iniciativa cristalizó en forma de convenio con el Instituto Francés, que cede al Cervantes el espacio de las aulas para impartir clases y la utilización de las instalaciones y recursos por parte de los alumnos. En el proyecto también está involucrado el Instituto Goethe alemán.

«Que podamos colaborar tres instituciones tan importantes puede ser un éxito», destacó Lázaro.

En una primera etapa, el instituto español contará con dos profesores de la Universidad de Bagdad, que «siempre ha tenido uno de los departamentos de español más activos de la zona», subrayó el responsable del Cervantes.

No obstante, «todo se va a gestionar desde Ammán», precisó Lázaro, al explicar que inicialmente está previsto que los responsables del Instituto Cervantes en la capital jordana visiten una o dos veces al año Bagdad para dar capacitaciones a profesores y revisar la marcha del programa.

Destacó, además, que la apertura de la extensión del Cervantes es un «síntoma» de la mejora de la situación en Irak y el esfuerzo del país por dejar atrás el conflicto y «de una vez por todas tener una vida normal».

El embajador español en la capital iraquí, Juan José Escobar, publicó hoy en Twitter: «Con mucho orgullo anunciamos hoy la apertura de una extensión en Bagdad del Cervantes de Ammán. Hay una gran demanda de estudio del español en la capital de Irak».

La embajada española incluso aprovechó para informar de la apertura del plazo de inscripción para quien quiera aprender español a partir del próximo sábado.