Frescos eróticos en el Lupanar de Pompeya
Frescos eróticos en el Lupanar de Pompeya - EPA

Encuentran en Bulgaria un antiguo burdel romano

Con entrada desde la calle y camas de ladrillo, su estructura es similar al célebre lupanar de Pompeya

Actualizado:

La ciudad búlgara Plovdiv era conocida en tiempos antiguos como Philipopolis. Tras la conquista romana en el siglo I también fue conocida como Trimontium, por las tres colinas sobre las que se levantaba la urbe.

Allí, en el corazón de la villa se asentaron los romanos. Un equipo de arqueólogos liderados por Zheni Tankova, del Museo de Arqueología de Plovdiv han descubierto seis cuarteles, con zonas residenciales lujosamente decoradas para las tropas que ocupaban la ciudad así como varios edificios públicos, entre los que se encuentra un burdel muy similar al famoso Lupanar de la ciudad italiana de Pompeya.

En un reportaje publicado en el periódico local Maritsa que recoge el portal Archaeology in Bulgaria, Tankova también relata que a lo largo de los años han hallado las ruinas de un templo dedicado a varias deidades. «No está muy bien conservado, pero es el primero de la Edad Antigua que hemos descubierto en Plovdiv», ha explicado la especialista. «Lo más relevante -ha continuado- es que está consagrado a varios dioses, no solo a uno. Es un verdadero panteón, el panteón de la antigua Philipopolis».

Otro edificio significativo es una posada con una taberna, de los siglos III y IV, en el que los arqueólogos han encontrado una docena de pithos (vasijas de cerámica que se usaba para almacenar, sobre todo cereal) de grandes dimensiones, y ánforas para el aceite y el vino.

Esta posada también tenía un tocador, una habitación privada reservada a las mujeres. Así lo han deducido los investigadores al encontrar en su interior agujas de hueso para el pelo y un a figura de bronce que representa el busto femenino.

Cerca se ha encontrado lo que parece un burdel romano, similar al lupanar de Pompeya. «Dada la decoración pomposa del edificio, con sus relieves y murales, probablemente perteneció a un prominente ciudadano de Philipopolis», ha apuntado Tankova que se ha referido a la construcción como la casa de la cortesana.

El edificio cuenta, además, con entrada directa desde la calle y elegantes camas de ladrillo. Solo se ha encontrado una estructura similar en Pompeya, aunque este «se construyó dos siglos antes», ha indicado la especialista.

A lo largo de las excavaciones, el equipo también descubrió una estatuilla fálica de arcilla que se remonta a los siglos II y III. Aunque se desconoce el propósito exacto de la pieza, estos especialistas apuntan a que podía formar parte de un ritual simbólico de fertilidad.