La línea 31 señalada en la Estela de Mesha
La línea 31 señalada en la Estela de Mesha - Revista del Instituto de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv

El rey bíblico Balak podría ser histórico

Un estudio de la Universidad de Tel Aviv cree haber identificado su nombre en la Estela de Mesha

ABC/Efe
JerusalénActualizado:

El rey bíblico Balak (o Balac)podría ser una figura histórica. Un un estudio de la Universidad de Tel Aviv cree haber identificado el nombre del líder moabita en una nueva lectura de la Estela de Mesha, una piedra de basalto negra con una inscripción del siglo IX a.C., descubierta en 1868 en las ruinas de la ciudad bíblica de Dibon, en Moab, actual Jordania.

Un grupo de expertos liderados por el profesorIsrael Finkelstein analizó imágenes de alta resolución de la Estela de Mesha y propuso una lectura alternativa a la aceptada hasta el momento. Un nombre en la línea 31 de la estela, que se pensaba que decía «Casa de David», diría en realidad «Balak», el rey de Moab al que se hace referencia en la historia de Balaam recogida en Números 22-24. Esta nueva investigación podría tener consecuencias para el estudio de la Biblia y la historia antigua de Israel.

La piedra, que se encuentra actualmente en el Louvre, es una pieza histórica significativa por poseer una inscripción que cuenta la historia de la expansión territorial del rey Mesha de Moab, mencionado en la Biblia. La estela se fracturó en el siglo XIX y faltan algunas partes, pero se conserva una copia inversa de la inscripción hecha antes de que se rompiera. Su estudio ha permitido obtener información importante del período.

La línea 31 analizada en el estudio
La línea 31 analizada en el estudio

«Este estudio es importante porque nos permite entender el territorio de Judá y de Moab y sus procesos de expansión, sumado a la historia de Jerusalén en el siglo IX a.C.», explicó a Efe Finkelstein.

Estudios previos habían establecido que uno de los nombres grabados en la piedra era el de la Casa de David, dinastía real que gobernó sobre el Gran Reino de Israel.

Sin embargo, el nuevo análisis de la Universidad de Tel Aviv refuta tal interpretación y propone que el nombre en cuestión, ubicado en un fragmento poco legible en la línea 31 de la inscripción, es el del rey Balak.

Según esta propuesta, «Balak puede haber sido una figura histórica: el rey de la región al sur del río Arnon hasta que Mesha conquistó su reino».

De esta manera, Balak, quien también fue rey de Moab pero que se creía había vivido en el siglo XIII a.C., pasaría a formar parte de la historia antigua de la región y específicamente del período del que data la Estela de Mesha.

Además, Filkestein agregó que esta nueva lectura aporta cierto grado de verificación de ese tiempo y que «al descartar la lectura de la Casa de David descartamos que el reino de Judá haya conquistado al de Moab, algo que puede ser significativo para la historia antigua de Israel».

La historia antigua de Israel marca, según la Biblia, que para ese entonces los judíos estaban radicados en territorios un poco más extensos que el actual Israel, en el llamado Reino Unido de Israel.

En el siglo X a.C. se produce una partición que lo divide entre el Reino de Israel, al norte, y el Reino de Judá, al sur, hasta que estos dos territorios son conquistados: los del norte por los asirios en el siglo VIII a.C. y los del sur por los babilonios en el siglo VI a.C.

Los judíos más tarde retornarían a esa tierra gracias a un decreto de Ciro el Grande, gobernante del Imperio Persa que había conquistado esa región.