FACEBOOK LIVE

«Se intentará demostrar que aquellos individuos no solo se abastecían del marisqueo, sino que también consumían peces»

María Sánchez, coordinadora de la excavación en Camposoto en la que se ha hallado una zona de hogares neolíticos, protagonista en el Facebook Live de LA VOZ

CádizActualizado:

María Sánchez, coordinadora de la excavación en Camposoto en la que se ha hallado una zona de hogares neolíticos, ha sido protagonista en el Facebook Live de LA VOZ de Cádiz este miércoles.

La coordinadora de la excavación en Camposoto relata que ha salido a la luz lo que ya ellos esperaban, «ya se conocía la existencia de una necrópolis bastante amplia, y ahora se ha descubierto la zona de cabañas vinculada al poblado». En junio pasado comenzaron los sondeos, y en el quinto se dio con un hogar de la Prehistoria. «Se trata de una zona de preparación de alimentos, con piedras dispuestas en círculo, restos de ceniza y madera y una fosa hueca para la arena caliente», destaca María Sánchez.

Con respecto al descubrimiento la coordinadora considera que estos hallazgos no son tan espectaculares, pero aportan una mayor información, sobre todo de cómo vivían, de qué se alimentaban... de su vida cotidiana en general. De la expectación vivida estos días destaca María: «cuando excavamos los primeros enterramientos la valla de alrededor era una feria». Se han encontrado 15 hogares, de los que 8 ó 9 tenían esa forma circular. «Creemos que todavía quedan por aparecer unos 80 individuos más», apostilla.

Una de las actuaciones que destaca la coordinadora es sin duda el estudio posterior en el que se podrá llegar a analizar hasta los ácidos grasos que quedaron impregnados en aquellas piedras. «Se piensa que el hombre en aquella de época no aprovechaba el mar más allá de la costa. Si logramos demostrar nuestra hipótesis, supondría un verdadero cambio de paradigma respecto a la visión que hasta ahora tenemos del Neolítico».

«Se trata de encontrar ya no peces de costa, sino ejemplares de otro tamaño», dice María que explica que esta investigación busca resto de peces que requerirían de la navegación para su obtención.

«Lo que hemos excavado esta vez sería el equivalente a la cocina de una casa. También herramientas para el desescame. Seguro que podremos llegar a saber cómo cocinaban y hasta qué cocinaban», dice. En estas excavaciones hay mucho por descubrir. Aparte del área del Neolítico, en el yacimiento hay un nivel romano. Un campo de viñas que podría demostrar el esplendor de unas huertas cuyo fruto iría destinado a Cádiz. Además, se buscarán semillas y hasta pólenes que demuestren la existencia de estas vides.

En la zona del Campo de Hockey todavía queda mucho por salir. La zona de enterramientos todavía está en análisis. Hay sorpresas que todavía no están publicadas. La excavación es de 2008, pero las técnicas van avanzando. «Nos encontramos ante una población en crecimiento. Cuando empezamos a excavar no pensábamos que iba a tener este tamaño, que coloca a la Prehistoria de la provincia en un primer nivel internacional, cuando aquí los que siempre nos han seducido son los fenicios y los romanos».