La venta de coche ha experimentado una ligera subida en 2018.
La venta de coche ha experimentado una ligera subida en 2018. - LA VOZ
VENTA DE COCHES

La venta de coches aumenta en Cádiz en 2018 pero con un final agridulce

La provincia cierra el curso con una leve variación al alza (7,23) y un retroceso en el último cuatrimestre

CádizActualizado:

La venta de automóviles suele ser un indicador del estado de la economía en un país, en una región o en una provincia. En Cádiz, este 2018 se cierra con una variación al alza, una pequeña subida que prueba la mejora de la confianza en este último año.

No obstante, los concesionarios de automoción advierten de un preocupante retroceso en el último cuatrimestre, señalando la caída en el último mes de diciembre.

Las cifras recogen que este año se han vendido 23.178 turismos y todoterrenos en la provincia, un 7,23% más con respecto a los 21.523 de 2017. La mayoría de ellos, 19.171, para particulares, y 3.956 de empresas. El 54% gasolina por el 38% de diesel, números similares a los del curso anterior.

No obstante, se ha producido una pequeña desaceleración, y se comprueba con ese descenso del 3,32% en diciembre.

Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto, afirmó que «en líneas generales se puede hablar de un año correcto para el mercado de la automoción nacional. Un crecimiento cercano al 7% no es un mal dato. Sin embargo, el ejercicio se ha estropeado en el último cuatrimestre, por dos causas. En primer lugar, debido a la entrada en vigor del protocolo de emisiones WLTP, que adelantó ventas en verano y que desabasteció a algunas redes de coches homologados con el nuevo protocolo. En segundo lugar, y más importante, por el clima negativo que rodea actualmente a la automoción, lo que ha retraído ventas».

Morales explica que «el mal dato de diciembre viene a confirmar el retroceso en las matriculaciones, que no se explica ya sólo por circunstancias sectoriales, sino que hay que tener en cuenta la bajada en la confianza de los consumidores, la posibilidad de una desaceleración económica o la evolución del contexto político. Esto nos deja ante un año 2019 teñido de incertidumbre, que se verá también influenciado por posibles cambios normativos o de fiscalidad que afecten al sector. De esta manera, sólo podemos que el mercado siga esta tendencia negativa en el arranque del presente ejercicio».