Panorámica de Tokio con el monte Fuji al fondo
Panorámica de Tokio con el monte Fuji al fondo
Turismo

Vacaciones 2018: ¿Dónde veranean los gaditanos?

Asia conquista a los viajeros para estancias y desplazamientos largos: Indonesia y Tokio se cuelan entre los destinos más buscados este verano

CádizActualizado:

Las playas de Cádiz son un imán para los turistas y convierten a la provincia en uno de los destinos preferidos de vacaciones. Tomar el sol, practicar deportes náuticos, hacer submarinismo, ver cetáceos... 285 kilómetros de costa bañados por el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo dan para mucho, pero Cádiz no es solo mar. La provincia tiene un rico patrimonio cultural y gastronómico, espacios naturales y un clima envidiable. Quizás por eso, cuando llega el verano, hay gaditanos que se preguntan: «si uno vive en el paraíso, ¿dónde va de vacaciones?»

Ricardo Zapata, responsable en Cádiz de Viajes El Corte Inglés, explica que la preferencia de destinos en la época estival está muy condicionada por las familias. Por ese motivo, lo que más demandan los gaditanos son viajes que satisfagan tanto a los niños como a los adultos: «Es la época del año en el que las familias viajan juntas y la decisión la marcan los intereses de niños o adolescentes y, por eso, asesoramos sobre los mejores destinos para compartir el placer de viajar en familia».

Este verano, los gaditanos buscan cruceros por el Mediterráneo e Islas Griegas, parques temáticos como PortAventura y Disneyland París y circuitos por Europa. La duración aproximada es de entre 5 y 7 noches.

Zapata indica que los clientes están eligiendo –cada vez más–, destinos de largo recorrido en EE.UU y Asia. En su opinión, «cuánto más se viaja, más se quiere seguir conociendo». Esta circunstancia unida a que cada vez las facilidades para desplazarse son mayores, genera que los «destinos elegidos para las vacaciones sean más lejanos». El presupuesto medio es de unos 2.000 euros por familia. Según recoge el primer estudio del Observatorio Nacional del Turismo Emisor (ObservaTUR), que desvela los principales hábitos de conducta de los españoles de cara a las próximas vacaciones estivales, los españoles destinarán de media 719 euros por persona en sus vacaciones de verano.

El informe señala que el 64% de los turistas españoles han decidido un destino nacional para las vacaciones de este año, el 29% uno internacional y un 7% combina para sus vacaciones de verano los dos tipos de destinos.

En el segmento nacional los viajes de playa son los más frecuentes y ocupan un protagonismo destacado en todas las edades. El segundo lugar lo ocuparían los viajes culturales (21%) y el tercero, los denominados viajes ‘de relax’ (18%).

Aracena, uno de los destinos de Yolanda Martínez
Aracena, uno de los destinos de Yolanda Martínez

Yolanda Martínez y su familia viven en Chipiona. Cuando llega el momento de elegir las vacaciones optan por destinos de Sierra ya que la localidad multiplica por diez su población llegando a alcanzar los 200.000 habitantes. Las playas se abarrotan de sombrillas, aparcar es misión imposible y la masificación afecta a muchos servicios públicos. Por eso, prefieren evadirse del bullicio, desconectar y descansar. «Optamos por la tranquilidad porque es lo que nos gusta».

Los Martínez se desplazan en coche y sus vacaciones se prolongan alrededor de una semana. Habitualmente realizan la reserva por internet «Nos gusta variar y no solemos repetir alojamiento porque preferimos descubrir lugares nuevos». Yolanda rememora sus viajes a Aracena en Córdoba, Cazorla y la Sierra de Granada. «Durante todo el año disfrutamos de la playa y, por eso, en vacaciones nos gusta variar. Normalmente buscamos apartamentos pequeñitos, con piscina y con un precio asequible. Preferimos que estén ubicados en un entorno tranquilo y que nos permitan realizar pequeñas excursiones por el campo, llegar hasta un río y pasear. El bullicio lo descartamos totalmente y por eso huimos de las ciudades grandes».

Aunque habitualmente suelen coger las vacaciones en julio este año irán a la Sierra de Cádiz en agosto. «Nos gusta planear las vacaciones con antelación, pero aún no tenemos nada concretado. Sin embargo, estoy segura que en los próximos días terminaremos de decidirnos», concluye.

Las preferencias de esta familia gaditana se ajustan a la radiografía que hace el estudio y que indica que nueve de cada diez personas sabe el mes en el que viajará. En su mayoría, un 40% lo harán en agosto, el segundo mes preferido es julio (23%) y el tercero, septiembre (15%). La mitad de la población disfrutará de entre una semana y 12 días de vacaciones.

Algo más de la mitad de los viajeros que han decidido ya el medio de transporte que utilizarán en las vacaciones de verano opta por el coche particular, mientras que el segundo lugar lo ocupa el avión (34%). El alojamiento es una parte esencial de los viajes. Aunque en la actualidad hay multitud de opciones, un 64% de los españoles prefiere alojarse en un hotel. Los factores más importantes a la hora de elegir un alojamiento suelen ser la ubicación, el precio, la cercanía a los servicios del lugar y la decoración de los alojamientos.

Vanessa y José Manuel, en Meteora
Vanessa y José Manuel, en Meteora

Reservas de última hora

«Hablamos mucho sobre donde ir pero, ciertamente, siempre nos coge el toro», reconoce la gaditana Vanessa Sibón. Y es que tan solo una cuarta parte de los españoles que tienen previsto viajar este verano declara haber realizado alguna reserva antes de junio. Según las agencias, ya se han formalizado, de media, el 31% de las reservas para el verano. La cifra es similar a la del año pasado. Entre los que aún no han realizado ninguna reserva, el 23% cree que contratará un paquete; hasta ahora, los paquetes han sido reservados en mayor medida por los mayores de 55 años.

Vanessa explica que, aunque su pareja tiene dos meses de vacaciones, están bastante «limitados» y suelen verse abocados a viajar en temporada alta. Admite que la escasa antelación con la que compran los billetes repercute en el precio, sin embargo compensan esta contingencia con una gran capacidad para adaptarse a las circunstancias e improvisar. «El año pasado fuimos a Grecia y no compramos el billete de vuelta hasta unos días antes de regresar. Nos la jugamos y nos salió bien». La gaditana indica que realizan una planificación básica pero dejando alternativas abiertas porque «es importante estar en el destino» para concretar cuanto tiempo permanecerán en una misma ciudad y conocer de cerca las posibilidades de ir a otros lugares. «El año pasado habíamos pensado ir al Peloponeso con un coche alquilado pero hubo una ola de calor y cientos de incendios. Así que vimos un par de ciudades importantes y pusimos rumbo a Creta para ver el Palacio de Knossos. Al final nos salió perfecto porque también pudimos visitar los monasterios colgantes de Meteora que nos sorprendieron mucho». Mientras rememora alguna de las rutas que más la han marcado, Vanessa apunta que le gusta el «rollo mochilero» y, sobre todo, el viajar en furgoneta. «Siempre estamos mirando alguna ‘furgo’ para poder retornar ese sistema de viajar».

La fuerza de internet

Sólo en el caso de los paquetes, la visita a las agencias supera al resto de los medios de contratación. Los clientes valoran muy positivamente el asesoramiento que reciben cuando acuden a una agencia ya que se traduce en una mayor seguridad. Sin embargo, internet es el medio más empleado para formalizar las reservas hasta la fecha.

Raquel Gómez y su pareja acaban de regresar de un viaje de doce días por la Selva Negra, Baviera y Alpes alemanes. También han hecho algunas incursiones a la zona francesa de Alsacia haciendo rutas senderistas y visitando localidades pequeñas porque «no nos apetecía meternos en una gran ciudad». La portorrealeña explica que viajaron con una línea de bajo coste que conecta Sevilla con Baden-Baden. Después alquilaron un coche. «Aprovechamos que allí no era temporada alta aún y una vez llegamos al destino usamos el móvil para acceder a internet y hacer las reservas en plataformas como Airbnb. También hemos recurrido en alguna ocasión puntual a Booking. La experiencia ha sido siempre muy buena y, como ahora no existe el ‘rooaming’, es como hacer la reserva desde casa», asegura.

Vanessa y Yolanda emplean un sistema similar para conseguir alojamiento. Ellas también coinciden en su preferencia por destinos relajados, que les permitan desconectar y, en general, se decantan por viajes que les permitan descubrir y explorar entornos que se alejan de los paisajes que tienen más cercanos. «Nos gusta ver cosas en los viajes pero sin renunciar a los días de relax. Somos de conocer la ciudad y la cultura con paseos. Intentamos vivir como lo hace la gente de la zona así que vamos a los bares del barrio y reservamos algún que otro día de tranquilo para leer».

En definitiva, para este verano todos los destinos internacionales crecerán, y los viajes de aventura y los parques temáticos se mantendrán estables. Entre los destinos internacionales con mejores expectativas están los cruceros por el Mediterráneo; Asia, en larga distancia y las ciudades italianas y francesas en las capitales europeas.

Tokio
Tokio

Yolanda y su hijo en un momento de su viaje a Aracena
Yolanda y su hijo en un momento de su viaje a Aracena

Raquel y su pareja visitaron Selva Negra, Baviera y Alpes alemanes
Raquel y su pareja visitaron Selva Negra, Baviera y Alpes alemanes