FACEBOOK LIVE

«El tiempo es clave a la hora de tratar un ictus, cada minuto se pueden perder 2 millones de neuronas»

Miguel Ángel Moya, responsable de la Unidad de Ictus del Hospital Universitario Puerta del Mar, protagonista en el Facebook Live de LA VOZ

Actualizado:

El doctor Miguel Ángel Moya, responsable de la Unidad de Ictus del Hospital Universitario Puerta del Mar, ha sido este viernes el protagonista en el Facebook Live de LA VOZ de Cádiz.

El doctor ha destacado que los neurólogos no han sido capaces de momento de 'llegar' a la sociedad de la misma manera que, por ejemplo, los cardiólogos». Asimismo ha querido resaltar que cuando «la juventud que llega con un ictus normalmente es porque no controla ciertos hábitos tóxicos relacionados con el tabaco o las drogas».

Sin duda gracias a los esfuerzos en la atención primaria y a que cada vez hay una mayor sensibilización social los pacientes reconocen el problema y llegan antes a los hospitales. «El hecho de que el ictus tenga más incidencia en mujeres se debe a factores como que viven más, a que hasta ahora se han cuidado menos o a la menopausia. Con la progresiva incorporación al mercado laboral las proporciones se irán igualando», opina Moya.

Con referencia a mantener unos hábitos saludables el doctor destaca que «la gente se cuida poco, cuando el primer tratamiento efectivo es la prevención». «Hay veces que el ictus se ataja con tal rapidez que los afectados no son conscientes de sus consecuencias, y eso hace que puedan recaer en algunas conductas de riesgo», afirma. En cuanto al tiempo, el doctor lo tiene claro: «El tiempo es clave a la hora de tratar un ictus, porque cada minuto se pueden perder 2 millones de neuronas».

Actualmente, cuando se activa el 'Código Ictus' todas las instancias sanitarias van 'a una', se podría comparar con un cambio de ruedas en la Fórmula 1. Es uno de los logros que el doctor resalta.

Asimismo, no le tiembla el pulso al ser autocrítico y resalta: «Somos muy críticos con nosotros mismos, sabemos que hay puntos que mejorar y los tenemos localizados para afrontarlos de inmediato»

El responsable de la Unidad de Ictus del Hospital Universitario Puerta del Mar tiene claro que «debemos mejorar en los sistemas de prenotificación y en la entrada al TAC, hay algunos cuellos de botella que nos pueden hacer perder hasta media hora».

En cuanto al Hospital Puerta del Mar, el edificio está creado y no se puede cambiar. «Ya estaba hecho pero si ahora contáramos con un hospital nuevo deberían situar a las Neurourgencias al lado del TAC», finaliza.