TERREMOTOS EN CÁDIZ

¿Por qué hay tantos terremotos en Cádiz?

El Golfo de Cádiz, con una gran actividad sísmica diaria, es una de las zonas de mayor intensidad tectónica de toda España

Cádiz Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La actividad sísmica en el subsuelo de la provincia y el Golfo de Cádiz es una constante prácticamente diaria. La inestabilidad y singularidad geológica de la corteza terrestre del subsuelo gadiano hace que se produzcan terremotos en la zona con más frecuencia que otros territorios.

Estos temblores son, en su mayoría, de baja intensidad, pues rara vez superan los tres grados en la escala Richter. El Real Observatorio de la Armada de San Fernando, a través de su Servicio de Sismología, se encarga de registrar, estudiar y analizar los movimientos tectónicos que se producen no solo en la zona del Estrecho de Gibraltar y la provincia de Cádiz, sino también a nivel global en todo el planeta.

Precisamente este observatorio creó en 1898 el primer grupo de España con una sección de estudios sísmicos. En aquel año se instalaron 12 sismógrafos de la primera red sísmica mundial. En la actualidad cuenta con varias instalaciones para la recogida de datos para la Red Sísmica de Corto Periodo, Estación Sísmica de Largo Periodo y la Red Sísmica de Banda Ancha.

Esta notable actividad sísmica de la zona se debe, principalmente, a que el territorio gaditano y su entorno se encuentra en el límite entre dos placas tectónicas, la euroasiática por un lado, y la africana por otro.

Según recoge el Informe de Sismicidad de Andalucía como Indicador Geotérmico, la línea trazada entre las Islas Azores y el Golfo de Cádiz alberga una gran cantidad de fosos sísmicos, aunque de poca magnitud.

Pese a la intensa actividad tectónica de la zona, casi la totalidad de estos terremotos que tienen lugar en la provincia de Cádiz y su golfo son imperceptibles para el ser humano, incluso para las poblaciones en las que, en algunos casos, se encuentra el epicentro a varios kilómetros de profundidad.

Dentro del territorio andaluz, Cádiz se encuentra englobada dentro de la zona sísmica del Valle del Guadalquivir, un área catalogada como de sismicidad moderada. La mayoría de los terremotos que se registran en esta zona son de magnitud moderada (entre 1,5 y 4,5 grados en la escala Richter) y a una profundidad inferior a 30 kilómetros, por lo que está considerada como una región de baja peligrosidad aparente.

Lejos de crear cierta alarma social, destacar que Cádiz es la única provincia andaluza que, según el mapa de peligrosidad sísmica de Andalucía, no tiene ninguna zona con cierto riesgo de que se produzcan terremotos de magnitud superior a los ocho grados. Aunque la posibilidad de que tenga lugar un gran seísmo en territorio gaditano es muy bajo, no se descarta que pudiese ocurrir en algún momento.

Catorce terremotos este mes

La intensa actividad sísmica de la zona, pese a ser imperceptible para la población, es una realidad. Según los datos recogidos por el Instituto Geográfico Nacional (IGN), sólo en los diez primeros días del presente mes de septiembre se han registrado hasta catorce seísmos diferentes.

De estos terremotos, trece han tenido lugar en el Golfo de Cádiz, siendo del de mayor intensidad de tres grados en la escala Richter y de 1,6 el de menor magnitud. El otro de los sismos registrado en estos primeros días del mes ha sido de intensidad 1,8, al noreste de los municipios de Setenil de las Bodegas y Alcalá del Valle.

La zona del Golfo de Cádiz, junto al Mar de Alborán, al sur de la provincia de Málaga, son dos de los lugares de mayor intensidad no sólo de Andalucía, sino de toda España. Precisamente estos territorios están situados justamente donde chocan las placas tectónicas euroasiática y africana. Es por ello que la región andaluza es donde más terremotos se suelen registran de toda España, seguido de Murcia, los Pirineos y Galicia.

Dentro de la propia provincia existen unas zonas que registran mayor actividad sísmica que otras. Aunque no diaria como ocurre en el Golfo de Cádiz, la sierra gaditana también recoge actividad tectónica semanalmente.

Durante el último mes se han registrado varios sismos de baja intensidad en el término municipal de Grazalema. También son bastante habituales los movimientos sísmicos en municipios como Olvera, Villaluenga del Rosario, Prado del Rey o Villamartín entre otros.

Para el registro y control de la sismicidad en la zona, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) cuenta con dos estaciones sísmicas instaladas en la provincia de Cádiz, concretamente en Espera y Jimena de la Frontera.

Por su parte, existen actualmente hasta siete acelerógrafos repartidos por el territorio gaditano en Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda, Algeciras, Cádiz, San Fernando, Barbate y Algodonales.