La plantilla de Puerto Real ya realizó el pasado 10 de octubre una protesta simbólica
La plantilla de Puerto Real ya realizó el pasado 10 de octubre una protesta simbólica - A. V.
INDUSTRIA

Puerto Real reclama carga de trabajo en la calle ante el final de la obra de los petroleros

UGT moviliza a la plantilla del astillero y de la industria auxiliar el 6 de noviembre para asegurar estabilidad en la factoría

Actualizado:

Los trabajadores del astillero de Puerto Real se echarán a la calle el próximo 6 de noviembre para reclamar carga de trabajo. El sindicato UGT ha sido el encargado de llamar a la movilización ante el final de la obra de los petroleros y la ausencia de un nuevo contrato que garantice la estabilidad laboral en la factoría. La protesta arrancará a las 10 horas desde la puerta de los tornos del astillero por donde acceden a la factoría los trabajadores de la industria auxiliar y culminará en el puente Carranza. El objetivo de la marcha no es otro que exigir un compromiso firme por parte de Navantia a la hora de garantizar carga de trabajo con proyectos concretos.

El astillero de Puerto Real entregó el pasado marzo el primer petrolero al grupo Ibaizábal, el 'Monte Udala', mientras que la segunda unidad se entregó el pasado julio, el 'Monte Urbasa'. Precisamente, en este acto, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, reclamó en público la ampliación del contrato de obra de los petroleros a una quinta unidad, como recogía el acuerdo inicial, sin embargo, esta opción quedó descartada tanto por la SEPI como por Navantia el pasado febrero por inviabilidad económica.

La carga de trabajo en la planta puertorrealeña ya se ha empezado a resentir. No hay que olvidar que el tercer barco, el 'Monte Urquiola', ya ha sido flotado y su entrega se espera para finales de año o principios de 2019. La última unidad, el 'Monte Uría', también se desarrolla en el dique, y su entrega está prevista para la próxima primavera. A partir de ese momento, la planta de Puerto Real quedará sin carga de trabajo.

Sin embargo, la dirección de la compañía ha habilitado un plan alternativo tras confirmarse la obra de las cinco corbetas saudíes para la planta de San Fernando, cuyo corte de chapa está previsto para el 9 de enero. LA VOZ avanzó la pasada semana el cronograma de trabajo de las corbetas y confirmó que cinco de los catorce bloques que integran cada barco se montarán en Puerto Real hasta que esta factoría asuma un nuevo contrato. Es decir, la dirección de Navantia desvía carga de trabajo de un astillero a otro. Esta opción no ha sido del agrado del comité de empresa puertorrealeño que no quiere "migajas” sino proyectos.

Ante esta situación de supuesta inestabilidad, el sindicato UGT ha llamado a la movilización de la plantilla puertorrealeña y de su industria auxiliar para presionar al Gobierno. Cabe destacar que el plan industrial que se está negociando en Madrid entre los agentes sociales y la dirección de la compañía incluye, entre otros asuntos, inversiones de la Armada española en nuevos barcos que, según lo previsto, se construirán en Puerto Real. La plantilla quiere que el Gobierno se pronuncie sobre estos nuevos encargos del Ministerio de Defensa.