Entrada principal a las factoría de Delphi, en el Trocadero, en Puerto Real
Entrada principal a las factoría de Delphi, en el Trocadero, en Puerto Real - ANTONIO VÁZQUEZ
INDUSTRIA

Problemas de financiación impiden a Ebion la compra del suelo de Delphi

La compañía solicitó ayudas públicas a través del Plan Reindus de 2018, pero los dos expedientes fueron desestimados en la primera criba

Actualizado:

Otra inversión que no cuaja en la Bahía de Cádiz. Si hace una semana la iniciativa de Torrot en el suelo de Altadis era la que hacía aguas ahora es la de Ebion sobre los antiguos terrenos de Delphi la que echa el freno. La ausencia de fondos y de financiación para afrontar la inversión son las principales causas que llevan a esta empresa, especializada en industria medioambiental, a paralizar su proyecto gaditano, según distintas fuentes consultadas.

Ebion European Energy Network SA anunció el pasado febrero una oferta de compra sobre las instalaciones de Delphi por valor de 5,4 millones de euros para montar una planta fotovoltaica y otra de depuración de las aguas residuales que generan los barcos. Con esta oferta, los administradores concursales que gestionan los intereses de los acreedores que dejó en 2007 el cierre de Delphi desestimaron la que estaba sobre la mesa por parte del Puerto de Cádiz para ocupar el suelo previo pago de 2,8 millones de euros, según la tasación oficial que hizo el Ministerio de Fomento.

La empresa anunció en febrero su interés por montar una planta fotovoltaica y otra para reciclar residuos industriales

La irrupción de Ebion en la disputa por el suelo de Delphi cambió el escenario, ya que su proyecto industrial tenía previsto generar hasta 200 empleos. El preacuerdo entre Ebion y la administración concursal quedó reflejado en un calendario de plazos mediante el cual la empresa se comprometía al pago en el plazo de seis meses. Durante este tiempo, la dirección de la compañía ha buscado fondos y financiación para sacar adelante su proyecto en Cádiz, pero ni la banca ni las ayudas públicas que ha solicitado han dado su brazo a torcer a esta inversión.

Un proyecto sin dinero

Este periódico ha tratado sin éxito de obtener la reacción de los administradores concursales. No obstante, distintas fuentes consultadas por LA VOZ han coincidido en señalar que la oferta de Ebion carecía de fundamento, «ya que llegaron a la Bahía anunciando un proyecto que ni siquiera tenía financiación». Como se recordará, la oferta de Ebion también obligó a descartar la oferta que en su momento hizo la Junta para la compra de estos terrenos, enmarcada dentro del nuevo proyecto industrial de la Bahía, denominado Lógica, que ha sustituido al fallido proyecto de Las Aletas. Lógica quería hacer una nueva intentona elevando la cantidad de la Autoridad Portuaria hasta los 4,3 millones, pero Ebion seguía con ventaja.

De hecho, Ebion, según ha podido comprobar LA VOZ, presentó dos solicitudes de ayuda al Plan Reindus de 2018, que gestiona el Ministerio de Industria, para hacer más competitiva a la industria española. El objetivo de Ebion no era otro que hacerse con préstamos al 1% de interés de hasta el 75% de la inversión. Sin embargo, la inspección de Industria desestimó ambos expedientes (0064 y 0520) en la primera criba. La situación generada ahora deja de nuevo al Puerto de Cádiz con opciones para hacerse con el suelo y poder así ampliar el polígono de La Cabezuela.

El interés de Ebion por los terrenos de Delphi data de finales de 2017 cuando se inician las primeras conversaciones con los administradores concursales para reconvertir la vieja factoría en un polígono industrial ecosostenible.

La oferta del Puerto de Cádiz por los terrenos sigue vigente al quedar en fuera de juego la de Ebion

La dirección de Ebion se tomó su tiempo para buscar la financiación precisa con el ánimo de desarrollar un proyecto industrial basado en la energía sostenible a través de la rehabilitación de naves industriales, oficinas y el desarrollo de un proyecto de generación renovable de 25 MW basado en la integración de varias tecnologías. Este ambicioso proyecto suponía una inversión para la Bahía de Cádiz de más de 30 millones de euros.

La empresa, que cuenta ya con proyectos similares en Lituania y Chile, dijo en su momento que tenía como objetivo liderar el mercado de pellets y bioenergía térmica en España, Portugal, Italia, Holanda, Reino Unido y Francia, alcanzando una producción y comercialización global de 4.000.000 tm/año para el año 2028.

La planta de Puerto Real teóricamente iba a ser su cuarta inversión en Europa. El proyecto, que ya fue presentado al Ayuntamiento de Puerto Real y que necesitaba de una modificación puntual de su PGOU, recogía la reactivación de los 280.000 metros cuadrados de terreno industrial, incluyendo una planta de tratamiento de aguas oleosas, una instalación fotovoltaica de 15 MW con acumulación en Baterías Tesla y una instalación de Cogeneración de 10 MW mediante Bioenergía.

Además, llevaría a cabo una rehabilitación de más de 90.000 metros cuadrados de naves industriales y de 8.000 metros cuadrados de oficinas con autorización para uso hotelero y restauración.

En este sentido, Ebion señaló cuando presentó en febrero su inversión que el proyecto podría generar, de forma directa e indirecta, más de 200 puestos de trabajo y no descartaba entonces que muchos de ellos pudieran ser de los antiguos delphi.