MIGRACIÓN

El PP pedirá al Gobierno una estrategia nacional de inmigración

Siguiendo la tesis de Pablo Casado, elevará propuestas a los plenos de los ayuntamientos de la provincia y a la Diputación

CádizActualizado:

El PP gaditano va a pedir al Gobierno de Pedro Sánchez una estrategia nacional de inmigración «ante la crisis migratoria que se vive en las costas de la provincia», ha dicho este viernes el presidente y senador del PP de Cádiz, Antonio Sanz. La fórmula de solicitud elegida será mediante la presentación de mociones a los plenos de los Ayuntamientos y en la Diputación provincial.

Según ha explicado Sanz, esta estrategia pivotaría en torno a cinco ejes. Por un lado, la «solidaridad responsable», que ha equiparado con una «inmigración ordenada y controlada». En segundo lugar, un plan de medios, equipamientos y centros «adecuados»; en tercer lugar, el apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Salvamento Marítimo y Cruz Roja, para los que pide dotación de medios y efectivos. En cuarto lugar, cooperación con los países de origen; un plan de apoyo económico a los ayuntamientos; un «plan de solidaridad» con los menores no acompañados que llegan en situación irregular al territorio nacional «tras la situación de desbordamiento que sufren los centros de Andalucía»; y, en último lugar, intensificar la lucha contra las mafias de la inmigración.

El dirigente popular tacha de «gestión irresponsable, imprudente y demagoga» las medidas del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, después de que el presidente nacional de su partido, Pablo Casado, apostara por frenar la acogida de migrantes para a continuación cursar una visita a la Frontera Sur, tachada, de la misma manera por algunos partidos y organizaciones sociales de «oportunista».

Sanz ha arremetido contra el PSOE subrayando que «paralizó las obras de un Centro de Acogida Temporal de Inmigrantes (CATE) en la zona oriental de Andalucía, votó en contra e hizo todo lo posible para que no hubiera un nuevo Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) en Algeciras, además de obstaculizar cualquier medio que se pusiera a disposición para mejorar la atención a la inmigración.

Sanz -que ha omitido las denuncias de numerosas organizaciones sociales a las condiciones que reune el CIE de Algeciras y que llegaron al Defensor del Pueblo Andaluz- ha declarado que «si no se llevan a cabo actuaciones como las propuestas y la crisis migratoria no se afronta con responsabilidad y decisión política prudente y con sentido común, nos podemos ir a cifras en torno a los 50.000 inmigrantes en las costas andaluzas en el 2018».

Sanz ha abundado en el discurso migratorio del PP afirmando que «una cosa es abordar con solidaridad y responsabilidad la llegada de inmigrantes a nuestro país, algo que siempre ha hecho España con todos los gobiernos, incluidos los del Partido Popular, y donde ha sido ejemplo internacional de solidaridad y cooperación, y otra es lo que está haciendo el gobierno de Sánchez, la de fomentar la inmigración ilegal y el descontrol con un efecto llamada sin precedentes».

En estas manifestaciones, sin embargo, no ha aludido al incumplimiento del gobierno de Mariano Rajoy de la cuota de acogida consensuada en el seno de la Unión Europea, y que en el caso de España sólo se acogió a cerca del 20 por ciento de los 17.000 refugiados comprometidos. Tampoco se ha desviado del discurso del miedo empleado en los últimos por algunos líderes políticos españoles aludiendo al efecto llamada que, el contexto internacional, -tras el pacto UE-Estambul y el cierre de los puertos italianos, es decir, el cierre del Mediterráneo Oriental y Central, -se ha encargado de desmontar.

Por último, Sanz ha querido hacer mención especial a la actuación de los ayuntamientos de la provincia en esta crisis migratoria, «dando un ejemplo de solidaridad y compromiso social sin precedente y que no merecen la crítica de los responsables del gobierno del PSOE como hicieron ayer, cuando son los que están salvando la situación de desbordamiento y caos con la que los socialistas no han sabido afrontar el problema».

Igualmente, ha insistido en «mostrar todo nuestro apoyo y nuestro respeto y reconocimiento a la labor llevada a cabo por la Guardia Civil, Policía Nacional, Salvamento Marítimo, Cruz Roja y todos aquellos organismos y voluntarios que trabajan para hacer frente a esta crisis migratoria».