El ministro Grande-Marlaska, durante la entrevista ayer en el puerto de Barbate - ANTONIO VÁZQUEZ
CARRERA HACIA EL 28-A

«El PP no se atreve a matizar el plan de choque del PSOE en el Campo de Gibraltar»

Fernando Grande-Marlaska Ministro de Interior y cabeza de lista del PSOE por Cádiz

El ministro y cabeza de la candidatura socialista insiste en que las concertinas se quitarán para poner una frontera «segura y digna»

CÁDIZActualizado:

«Ni pena ni miedo». Cuatro palabras que marcan una vida. Cuatro palabras que definen un horizonte. Cuatro palabras de un verso del poeta chileno Raúl Zurita que el magistrado de la Audiencia Nacional y ministro de Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, lleva tatuadas en su muñeca. Cuatro palabras que plantan cara al horror de las injusticias y sirven de seña de identidad al cabeza de lista del PSOE por Cádiz para las generales del 28-A. Este juez bilbaíno no es un gaditano de nacimiento, pero sí de adopción política. Lleva grabada en la memoria la radiografía socioeconómica de la provincia y es muy complicado, más bien imposible, cuestionarle un dato. Tampoco tiene carné del PSOE. Soluciones para la inmigración y el narcotráfico forman parte de su compromiso con Cádiz, pero sabe que el desempleo y un cambio de modelo productivo en favor de la industria son claves para el desarrollo de esta provincia. Su agenda está llena de reuniones, actos y encuentros. Afronta el reto sin miedo. «Ni pena ni miedo»

- ¿Cómo se entera de que sería cabeza de lista de la candidatura del PSOE por Cádiz para las generales del 28-A?

- Me entero cuando la dirección provincial del PSOE me propone como candidato y después cuando la regional y el Comité Federal deciden que encabece la lista.

-

«En los diez meses como ministro he tenido una vinculación directa y cercana con Cádiz»

¿Por qué Cádiz?

- Hay una política histórica en los partidos con mayor implantación social, como es el caso del PSOE, que quienes forman parte del Gobierno puedan encabezar distintas candidaturas con el fin de trasladar lo que es la política del Gobierno y con el fin de mostrar como ese Gobierno se ocupa del conjunto del territorio español. Una de las zonas que ha cubierto buena parte de mi trabajo al frente de estos diez meses como ministro de Interior ha sido, precisamente, Cádiz. Es la provincia que más he visitado, concretamente el Campo de Gibraltar. Han sido desplazamientos por temas relacionados con la seguridad: narcotráfico y inmigración. En estos diez meses he tenido una vinculación muy directa y cercana con Cádiz. La dirección provincial entendió que podía ser un buen candidato.

-¿Se considera un paracaídas, un cunero... en la lista gaditana?

-No. En absoluto. El paracaidista es una persona sin vinculación con el territorio. Puedo ser cunero porque no he nacido en Cádiz, pero mi vinculación con Cádiz ha crecido desde que soy ministro.

- ¿Sabe que la confección de las candidaturas en Andalucía no ha sido fácil y en Cádiz ha sido especialmente complicada. La ejecutiva provincial elaboró una y la Federal elaboró otra. ¿Se siente a gusto?

- Claro que estoy a gusto en Cádiz

- ¿Hay unidad en su partido en esa extraña relación Madrid-Andalucía?

- Por supuesto. Es lo que me trasladan. No soy militante, por ello, no soy la persona más indicada para responder a esta pregunta, pero por lo que veo, observo y vivo, sí.

- ¿No está afiliado?

- No. Soy independiente

- En marzo de 2008 fue el ministro Rubalcaba el elegido por Cádiz para encabezar la candidatura gaditana. Le hice entonces una pregunta que ahora se la repito a usted. ¿Cómo se ve la provincia desde fuera?

- Ojalá sea premonitorio lo que ha dicho de Rubalcaba y logremos mayoría absoluta. Es una provincia con muchas posibilidades de desarrollo. He podido conocer las acciones que llevó a cabo la Junta, la Diputación, la incentivación a la industria, la mejora en el sector de la pesca y la modernización del turismo. Se han habilitado planes de empleo. No obstante, está provincia tiene muchos frentes abiertos.

-

«Sé donde me he metido; nunca he estado en lugares o situaciones cómodas»

¿Sabe usted dónde se ha metido? La provincia con más paro, donde la industria se tambalea cada vez que astilleros y Airbus se refrían, dependiente del turismo, inmigración, narcotráfico.....

- Sí. Nunca he estado en lugares o situaciones cómodas. Es una provincia complicada, pero con muchas posibilidades de futuro. El diagnóstico para Cádiz es muy claro y pasa por la inversión en infraestructuras, por políticas de empleo y por la modernización de sectores.

- ¿Siente vértigo?

- Más bien responsabilidad.

- Si tocamos temas netamente de gestión política le pregunto por el Campo de Gibraltar. Usted implantó el pasado año un plan especial para esta zona en favor de la seguridad. ¿Cree que el resultado de este plan ha calado socialmente?

- Creo que ha calado. El resultado de los diez meses es unánime. El PP no se atreve a matizar el éxito del plan de choque del PSOE en el Campo de Gibraltar. Son importante los medios y se ha puesto en marcha con una estrategia muy concreta para luchar contra el narcotráfico y la narcoeconomía. El resultado es importante y los medios se seguirán implementando. Más de 7,5 millones se han invertido n 2018 y este año, 21 millones. Se ha creado un marco de seguridad ciudadana.

- ¿Tiene la sensación de que se ha actuado demasiado tarde para atajar este problema?

- Durante los siete años del Gobierno del PP no se hizo nada. El PSOE llegó en junio y puso medios. La impunidad que hemos visto es la respuesta a años sin hacer nada.

- ¿Tiene previsto un aumento de la dotación policial?

- Ya se ha incrementado el número de efectivos en la zona y el Gobierno ha aumentado la oferta pública de empleo en polícias y Guardia Civil. La seguridad se ha entendido como una inversión y no como un gasto. Para el PP ha sido considerada un gasto.

- El Brexit es otra amenaza para la provincia y España. ¿Tiene el Gobierno un plan especial para afrontar este asunto?

- Existe un plan para un Brexit duro. El Gobierno ha hecho sus deberes y ante esa hipótesis se aprobaron, a través de decreto, un conjunto de medidas.

- Siguiendo con temas que salpican de lleno a la provincia. le quiero preguntar por la inmigración. Cádiz es un trampolín, pero la llegada es masiva. Solo por mar llegaron en 2016 más de 8.000 personas, en 2017, unas 22.00, y en 2018, la cifra fue de 57.498. ¿Hay forma de parar ésto?

- En 2017 fueron 27.000. Entre 2016 y 2017 se triplicó. Las puertas del Mediterráneo empezaron a cerrar en esa fecha por Italia y España no lo vio. Este tipo de acciones hay que preveerlas. En política hay que trabajar con medidas de futuro. Cuando el PSOE llegó al Gobierno en junio ya se estaba multiplicando otra vez la entrada masiva. No se había hecho nada con anterioridad, precisamente, fue a partir del verano pasado cuando se adoptaron las primeras medidas serias con la apertura de centros de acogida. Había desaparecido la política migratoria. Fue el PSOE el que inició los convenios de cooperación migratoria con los países en origen, sin embargo, esta acción se desactivó durante la gestión del PP. El pasado verano no se desbordó la inmigración sino que hubo más control. Después del verano, la inmigración dejó de ser noticia.

- ¿Qué previsión tiene su departamento para el verano de 2019?

- Estamos preparados para todo lo que pueda surgir, pero nuestro esfuerzo es prevenir y lo estamos haciendo con políticas en origen.

- ¿Mantiene también la retirada de las concertinas?

- Por supuesto. Está aprobado por el Gobierno el proyecto de obra. El PSOE realizará en Ceuta y Melilla una frontera más segura, propia del siglo XXI. Renovación del puesto fronterizo, mejora de cámaras..... Esta medida está acordada. Pasan por allí 25.000 personas al día.

-¿No teme que esta medida sea contraproducente y provoque un efecto llamada?

- No, le digo será una frontera más segura y, sobre todo, digna.

- En el ámbito económico ya sabe cuál es el Talón de Aquiles de Cádiz. Tasa de paro del 27,3% y más de 152.000 parados en nómina. ¿Tiene la fórmula para acabar con esta situación?

- No hay una varita mágica. Ofrezco trabajo, humildad y responsabilidad.

- Al hilo de lo anterior. La industria es el corazón de la economía gaditana, pero cada vez le cuesta más latir para sobrevivir. El turismo es ahora el sostén. ¿Tenemos futuro con estas expectativas?

- No. Una provincia con futuro debe tener un nivel productivo plural, diverso y capaz de garantizar un crecimiento sostenible. El turismo tiene su importancia.

- En materia de infraestructuras, el presupuesto que no logró la aprobación del Congreso reservaba a Cádiz 242 millones de inversión. Se criticó que era una inversión ridícula para las necesidades de Cádiz. ¿Qué opina?

- Esas cantidades son matizables. El Gobierno reservó 417 millones de euros para Cádiz. La línea Algeciras-Bobadilla, por ejemplo, afecta a más provincias que Cádiz. Eran los presupuestos más sociales para Cádiz jamás vistos.

-En cuanto a violencia de género ha surgido un fuerte debate a raíz de los postulados de Vox. ¿Es necesario una reforma de la ley?

- La ley de 2004 soy partidario de reformarla cumpliendo el convenio de Estambúl de 2011. Que se aplique la violencia de género a todo tipo de agresión a la mujer.

- ¿Echa de menos la Audiencia Nacional?

- No. Ahora estoy involucrado en el proyecto político del Gobierno de España y de Cádiz.

- Crisis catalana ¿Hay salida?

- Diálogo. No soy partidario de la imposición. Diálogo siempre dentro de la Constitución. «No es no» a la independencia.

- ¿Qué le dijo su pareja cuándo dio el salto a la política?

- Apoyo total.