Agentes de la UPR de la Policía Nacional, en una reciente operación antidroga en Sanlúcar.
Agentes de la UPR de la Policía Nacional, en una reciente operación antidroga en Sanlúcar. - F. Jiménez
SUCESOS

La Policía evita que tres hombres armados secuestren a una mujer en Sanlúcar

La metieron en un coche bajo amenazas de muerte apuntándole con una pistola pero la rápida intervención de los agentes evitó que se la llevaran

Los implicados, dos marroquíes y un español, algunos con antecedentes, ya han ingresado en prisión

María Almagro
Actualizado:

Nuevo suceso de extremo riesgo y violencia y presumiblemente con el narcotráfico de telón de fondo ha vuelto a tener de escenario una localidad de la Costa Noroeste de Cádiz. En este caso los hechos han sucedido en Sanlúcar donde una mujer pudo ser víctima de un secuestro por parte de tres hombres armados si la rápida intervención de la Policía Nacional no lo hubiera evitado a tiempo.

Los hechos sucedieron este pasado jueves en torno a las diez de la noche. Según ha podido saber este periódico, la víctima se encontraba en su domicilio de la barriada de El Palomar acompañada de otro familiar cuando recibió la visita de sus posibles captores. En un primer momento, llamaron a la puerta insistentemente profiriendo gritos y amenazas para intentar que saliera del domicilio sin conseguirlo. Al parecer estaban buscando a otra tercera persona.

Lejos de marcharse, los implicados se quedaron esperando en la calle y cuando la mujer salió fueron a por ella. Con extrema violencia, la agarraron para meterla en un coche y la intimidaron con un arma, una pistola, amenazándola de muerte si no hacía lo que ellos ordenaban.

Presa de un ataque de nervios, la mujer comenzó a pedir auxilio y casi de inmediato se presentaron agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de El Puerto de Policia Nacional que están desplazados en Sanlúcar, dentro de un operativo especial de refuerzo en la zona.

Los policías no lo dudaron y a pesar del riesgo que podían correr fueron a interceptar el vehículo de los supuestos captores. Un Opel color negro con el que ya se iban a dar a la fuga. Socorrieron a la mujer y retuvieron a dos de los implicados. Otro de ellos intentó salir corriendo pero fue detenido en un parque cercano. Los agentes evitaron así un posible secuestro que pudo terminar de la peor manera posible como ocurrió recientemente en Chipiona con la muerte de una persona y otros dos heridos muy graves tras ser retenidos y torturados por un asunto de drogas.

En este caso, los supuestos secuestradores, uno español y dos de nacionalidad marroquí, todos ellos vecinos de San Fernando, fueron detenidos antes de que pudieran llevarse a su víctima. Además se les intervino una pistola que estaba municionada, es decir, lista para el disparo. También llevaban dinero en efectivo y cuchillos de tipo militar. Tras pasar este mismo viernes a disposición judicial, han sido enviados a prisión.

Ahora, la Policía seguirá investigando los hechos para determinar qué pudo ocurrir y qué hay detrás de este nuevo grave suceso ocurrido en Sanlúcar.