El contralmirante Hernández en la cubierta del ‘Juan Carlos I’ antes de zarpar hacia el Índico.
El contralmirante Hernández en la cubierta del ‘Juan Carlos I’ antes de zarpar hacia el Índico. - Armada Española
COMANDANTE OPERACIÓN ATALANTA

«La piratería en el Índico está contenida pero no erradicada»

Durante los próximos cuatro meses España mandará el Cuartel General de la Fuerza de la operación ‘Atalanta’, desplegado en la gaditana fragata ‘Navarra’

Cádiz Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Hace algo más de una semana, el 8 de marzo, las Fuerzas Armadas españolas asumían el mandato de la operación ‘Atalanta’, de lucha contra la piratería en el océano Índico. El contralmirante Ricardo A. Hernández (que además es el comandante del Grupo de Unidades de Proyección de la Flota (Comgruflot), cuyo Estado Mayor se localiza en la Base Naval de Rota, a bordo del buque de proyección estratégica ‘JuanCarlos I’), es el encargado, hasta el próximo 23 de julio, de mandar la Fuerza de dicha operación sobre el terreno. Y lo hace a bordo de la fragata ‘Navarra’, que zarpó el pasado 27 de febrero de Rota, con una dotación formada por 226 hombres y mujeres. Entre ellos, los militares de diferentes nacionalidades pertenecientes al Cuartel General de la Fuerza que ha asumido el mando a bordo.

¿Qué significa que usted mande el Cuartel General de Fuerza (FHQ en sus siglas en inglés) de ‘Atalanta’?

España ha participado en todas las operaciones de la Unión Europea. En esta en particular, que es una operación fundamentalmente naval, hemos tenido un barco de la Armada y un avión de patrulla marítima del Ejército del Aire en permanencia desde que comenzó en 2008. Además, hemos asumido el mando de la Fuerza en la operación sobre el terreno prácticamente todos los años. Un mando que se ejerce de forma rotatoria cada cuatro meses entre diferentes estados miembros de la Unión Europea. En el año 2019 a España le corresponde, porque lo ha pedido, mandar desde el 8 de marzo hasta el 23 de julio.

Por lo tanto, es una muestra más del compromiso de España y de la Armada con la operación ‘Atalanta’, que no es solo a nivel de unidades sino también de mando.

La operación ‘Atalanta’ es una misión de la Unión Europea. ¿Con qué otros países están desplegados?

Coincidimos con un barco italiano, que estará en permanencia, y con barcos franceses, no durante todo el periodo. También mando sobre las aeronaves, que no es solo la española, también hay un avión o alemán o de Luxemburgo.

Además hay países con los que la Unión Europea mantiene acuerdos, por ejemplo Corea del Sur, que tienen barcos allí y se integran por periodos de 10 ó 15 días en esta Fuerza de la UniónEuropea. A parte, hay otras organizaciones allí desplegadas luchando contra la piratería, como puede ser una coalición multinacional liderada por Estados Unidos. O estados independientes como Rusia, la India o Japón.

Rota albergará el Cuartel General de Atalanta desde finales de marzo, así pues, el mando de la operación será íntegramente español

¿Cómo está en la actualidad la situación frente a las costas de Somalia?

Esta es una ‘zona caliente’ a nivel mundial. Respecto a la piratería podemos decir que la operación ‘Atalanta’ ha sido todo un éxito porque de cómo estaba la situación en 2009 a ahora la evolución ha sido buenísima. Hemos pasado de tener barcos secuestrados todos los meses, con secuestros que duraban incluso años, llegando a que hubiese hasta 700 personas secuestradas, a ahora, que no hay ningún barco secuestrado. En los últimos 2-3 años, ha habido intentos de secuestro pero no han fructificado.

Se ha ganado la batalla a la piratería, pero está contenida, no erradicada. Porque la única forma de erradicarla es en tierra. Mientras que en Somalia no haya ley y orden, los piratas podrán seguir teniendo fondeaderos donde llevar los barcos secuestrados y, tranquilamente, porque no tienen ninguna presión de Fuerzas Cuerpos de Seguridad del Estado, negociar el rescate durante meses.

Intentan secuestrar pero están muy contenidos porque han visto que sus opciones de éxito son cada vez menores. Se les detiene, otros pierden la vida en el mar porque pasan mucho tiempo en barcos muy pequeños y a veces se quedan sin agua en zonas donde no transita nadie o incluso son rechazados por los equipos de seguridad que llevan prácticamente todos los mercantes que transitan por la zona. Es un negocio cada vez más peligroso y con menos posibilidades de éxito, pero no está erradicada. De vez en cuando hay intentos de secuestro porque el beneficio, para el nivel de vida de la zona, es muy alto.

¿Cómo se han preparado usted y la ‘Navarra’ para asumir ese cometido?

La fragata y su dotación ha seguido, como cualquier barco que se va a operaciones, un proceso de alistamiento, adiestramiento y preparación y ha sido certificada por un equipo de evaluadores.

El Estado Mayor embarcado también. Es multinacional y está compuesto por 22 personas, la mitad de ellos somos españoles y el resto de Bélgica, Alemania, Italia, Serbia y Montenegro. Antes de zarpar estuvimos en Northwood conociendo a los que llevan el Cuartel General Operacional (OHQ en sus siglas en inglés), que son nuestros interlocutores en tierra.

Además, la ‘Navarra’ al ser buque de mando necesita mejores comunicaciones satélite, por lo que tiene mayores capacidades al respecto y también se le hicieron obras de acondicionamiento para que el Estado Mayor pueda trabajar.

Su despliegue coincide con la transferencia de mando del OHQ, que pasa de Northwood a Rota.

La transferencia no va a suponer ningún problema, será más suave y coordinada porque se producirá con un mando de la Fuerza en zona (nosotros) español .

El Cuartel General Operacional se mueve a nivel estratégico, militar y también político. Tiene las directrices de la Unión Europea, me las da y yo las ejecuto. Además, me corresponde relacionarme con los actores en zona, como alcaldes locales, para transmitirles que estamos allí para tratar de crear un ambiente de estabilidad y seguridad, pero que ellos y sus sociedades también tienen que hacer su parte en tierra.

¿Qué objetivos se ha marcado para estos cuatro meses?

Lo importante es continuar en la línea de estos últimos años. Mandar el mensaje a los piratas de que no tienen futuro, que vean que estamos en la mar. Que a pesar del Brexit y del cambio del OHQ la presión para erradicar esta plaga sigue vigente. Hemos avanzado mucho y, si seguimos en esta línea, es posible que la piratería pueda ser controlada por las autoridades locales a medio plazo. Es el fin deseado, que la Unión Europea pueda salir de ahí y que Somalia sea autónoma para controlar la piratería.