Inspección a un helicóptero 'Pegasus'y a sus cámaras
Inspección a un helicóptero 'Pegasus'y a sus cámaras
SEGURIDAD VIAL

El 'Pegasus' sanciona desde el cielo a 369 infractores en la provincia

El helicóptero de la DGT es clave en la celebración del Campeonato de Motociclismo de Jerez para regular la circulación

CÁDIZActualizado:

El tráfico en la provincia también se vigila desde el cielo. El helicóptero 'Pegasus', con sede en Sevilla, es el encargado de poner la lupa en la circulación gaditana hasta sus límites con el Campo de Gibraltar, en el que actúa el 'Pegasus' que tiene su base en Málaga. La actuación de los helicópteros de la DGT en Cádiz han servido para cazar en un año a 369 infractores, la mayoría por excesos de velocidad.

Se trata de un radar aéreo, de origen militar y fabricado por la empresa canadiense Wescam, que la DGT comenzó a instalar en sus helicópteros en marzo de 2013. En concreto, el 'Pegasus' está compuesto por dos cámaras que trabajan a la vez: la primera es panorámica y se encarga de seguir el movimiento de un vehículo y determinar su velocidad; mientras que la segunda, que cuenta con un teleobjetivo de largo alcance, sirve para visualizar la matrícula del mismo o, incluso, determinar si un conductor circula sin cinturón o está utilizando el teléfono móvil. Estos sistemas están desarrollados para ser operativos a más de 300 metros de altura y son capaces de detectar infracciones en vehículos que se encuentran a una distancia en línea recta de un kilómetro. España fue pionera en el mundo en cuanto a utilización de estos 'Pegasus' para el control del tráfico. Aunque el fabricante es de origen canadiense, la DGT afirma que la idea, el proyecto, el diseño del algoritmo de control y el registro de la velocidad y la certificación final son «netamente españolas».

Ambos 'pájaros' tienen especial actividad en la A-7, concretamente en el entorno de Tarifa, en la A-4, a la altura del aeropuerto de Jerez, y en la Ap4, en la autopista de peaje Cádiz-Sevilla, cerca de Los Palacios.

Según la información facilitada por la DGT a LA VOZ, el cometido principal de las operaciones de estos helicópteros es colaborar en la reducción de la siniestralidad en carretera y en la mejora de la fluidez circulatoria, es decir, su objetivo principal es la seguridad vial y la movilidad. Así, las misiones que tienen encomendada son la vigilancia de carreteras, la regulación de tráfico, la participación en operaciones especiales de tráfico y el apoyo en transmisiones.

A diferencia de lo que ocurre con un radar fijo, con el que únicamente se puede controlar un punto concreto de la carretera, este sistema ayuda a las autoridades a vigilar cientos de kilómetros de carretera en un vuelo de apenas dos horas de duración. Desde el aire se cuenta con una mejor visión para seleccionar los vehículos que circulan con exceso de velocidad o realizando conductas temerarias, por lo que estos sistemas permiten controlar un vehículo cada tres minutos de vuelo.

La Dirección General de Tráfico cuenta con siete patrullas de helicópteros con cobertura en todo el territorio nacional. Para la provincia de Cádiz se realizan diferentes programaciones de vuelos de regulación adaptadas a la necesidades de movilidad y vigilancia bajo criterios de mejora de la seguridad vial, con especial atención a los eventos o singularidades que provocan importantes incrementos de movilidad, como los fines de semana de época estival o la celebración del Gran Premio de España de Motociclismo en Jerez de la Frontera.