María Antonia interpuso el lunes una denuncia ante la Guardia Civil - ANTONIO VÁZQUEZ
ELECCIONES ANDALUZAS

Indignada con Susana Díaz

La mujer que plantó cara a la presidenta el domingo en el mitin de Chiclana presenta un parte de lesiones y una denuncia

María Antonia Pacheco exhibió una pancarta contra la presidenta de la Junta por las promesas incumplidas en sanidad

CÁDIZActualizado:

La indignación y la rabia llevaron a María Antonia Pacheco, una gaditana del barrio de Loreto, a plantar cara el pasado domingo a toda la familia socialista que asistía entregada al mitin de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en las bodegas Vélez de Chiclana. Más de 1.200 simpatizantes del PSOE de toda la provincia se dieron cita para arropar a sus líderes en el primer acto de campaña en la provincia. Sin embargo, entre el público había una persona que no compartía el mismo entusiasmo. Del desencanto a la decepción, de la decepción a la impotencia y de la impotencia al cabreo.

La gota que colmó el vaso de la paciencia de María Antonia rebosó nada más arrancar la campaña electoral de las autonómicas andaluzas. De nuevo retumbaron en su mente todas esas promesas en materia de sanidad pública que lleva escuchando desde hace diez años y que se evaporan como el humo de tabaco. «Estamos trabajando en ello….», «este asunto es nuestra prioridad….», «no se preocupe que su reivindicación no caerá en saco roto…». Estas son algunas de las frases hechas del argumentarlo político que ha coleccionado María Antonia en los últimos años.

La campaña electoral de Susana Díaz arrancó el sábado con fuerza en Málaga durante un acto en la Facultad de Medicina. Allí, la presidenta se comprometió a construir quince hospitales en Andalucía y 24 centros de salud si resultaba reelegida tras las elecciones autonómicas del 2 de diciembre. Díaz llegó el domingo a Cádiz tras anunciar en Málaga varias de las medidas que el programa electoral del PSOE-A recoge en materia de sanidad.

Lleva una década reclamando unidades especiales en la sanidad pública para tratar la endometriosis

María Antonia Pacheco Cumbre es una conocida activista social de Cádiz que fundó hace once años el movimiento a favor de unidades para el tratamiento de la endometriosis, una enfermedad benigna que afecta a las mujeres en su edad reproductiva. María Antonia ha peregrinado durante estos diez años por los despachos de la Consejería de Salud y por los pasillos del Ministerio de Sanidad para que se habiliten en la provincia unidades especiales en los hospitales públicos para abordar esta enfermedad que tantas molestias provoca entre la población femenina. Asegura que durante estos años de lucha, los políticos con los que ha tratado solo han buscado la foto con los enfermos y al final, las promesas se las lleva el viento. «No hay nada, solo mentiras». Por ello, las palabras de Susana Díaz en Málaga habían crispado su ánimo.

«Actuaron como una banda de mafiosos para sacarme del recinto del mitin»

Está harta y cansada de un discurso político «falso y estéril», por ello, no lo dudó un instante y el pasado domingo acudió al mitin de Chiclana como una ciudadana más, pero con una pancarta guardada que decía «Susana corrupta. Yo voto nulo por mis hijos y mis nietos». Cuenta a LA VOZ que «me propuse entrar y tener voz en el acto». Llegó poco antes de las diez de mañana y entró a la vez que accedía al recinto el grupo de las Juventudes Socialistas. No levantó ninguna sospecha. Ocupó su asiento y esperó a que Susana Díaz subiera al escenario. Fue en ese preciso instante cuando sacó la pancarta. Los militantes socialistas que estaban sentados junto a ella le reprocharon la actitud y rápidamente acudieron miembros de la organización del acto y de la seguridad, que la sacaron a empujones mientras la presidenta seguía con el mitin. Quería contar su historia a la presidenta cara a cara. La desesperación es lo que ha movido a María Antonia a decirle sin tapujos a Susana Díaz «que miente» y que solo se acuerda de los ciudadanos cuando llegan las elecciones.

Los miembros de seguridad trasladaron en volandas a María Antonia hasta un rincón de las bodegas donde ya su protesta fue inocua. «Actuaron como una banda de mafiosos cuando saqué la pancarta», asegura. Entre empujones y reproches, la mujer abandonó las instalaciones, aunque todo el altercado, dice, está grabado en el móvil que llevaba en el sujetador. Este lunes, María Antonia ha solicitado en el centro de salud de Chiclana un parte de lesiones por la agresión que sufrió durante el traslado hasta el exterior de la bodega y, a su vez, ha puesto una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil.

«Estoy harta de que nos tomen el pelo con engaños y falsas promesas y nos utilicen solo para hacerse la foto en campaña»

María Antonia Pacheco tiene 59 años y tres hijos, el cuarto murió el pasado año, y desde hace más de una década se encuentra implicada en movimientos sociales que persiguen una vida más digna. Su participación es de sobra conocida en el movimiento antidesahucio de la Bahía.

Esta mujer no se arrepiente de lo que hizo el domingo. Al contrario, considera que es un acto de justicia enfrentarse a la injusticia, «porque estoy cansada de que los políticos nos tomen el pelo y de tanto corrupto». Insiste en que seguirá adelante con sus reivindicaciones cueste lo que cueste y pese a quien pese.