En las redes enseñaba la mercancía que tenía.
En las redes enseñaba la mercancía que tenía. - LA VOZ
SUCESOS

'El Gafas', el gaditano detenido por vender 'maría' a través de Facebook

Menores de un instituto de Sanlúcar acudían a la hora del recreo a comprarle droga al arrestado que publicitaba en redes la mercancía que 'pasaba'

Actualizado:

Recientemente G. V. G. , 'El gafas', hacía una clara y firme declaración de intenciones en Facebook. Publicaba:«Hace tiempo me di cuenta de que hay días que se vive bien sin drogas». Pero este pensamiento es bastante dudoso si casi al mismo tiempo te dedicas a divulgar un baile de reflexiones sin mucho sentido que podrían indicar todo lo contrario, y menos aún, si en tu perfil figuran un puñado de fotos en la que presumes a cara descubierta, sin pudor alguno, de los cogollos tan verdes, grandes y buenos que vas a fumarte, y además, invitas al 'viaje' a quien lo lea. «No tengo Ferrari pero tengo porro», «¿Quién se apunta a Jupiter? Hay sitio», cuelas una perla tras otra –hay muchas más– mientras muestras canutos bien cargados de hierba listos para consumir. Públicamente.

Pero esto que podría tratarse de un acto de apología sobre la marihuana, deja de ser una bravuconada, una defensa de la libertad del consumo de sustancias, cuando se traspasa la línea y se empieza a traficar. En el mismo momento que por esas fotos llegas a contactar con posibles clientes y esa red social donde presumes te está sirviendo para promocionar la mercancía que puedes 'pasar'. Y justo de todo esto está acusado G.V.G, un gaditano de 33 años, rapero (con videoclips con temas en el mismo tono), residente en Sanlúcar al que la Policía Nacional ha detenido por un delito contra la salud pública por vender droga entre los alumnos de un instituto de secundaria de este municipio.

La investigación se inició cuando los agentes de la Comisaría de Sanlúcar pusieron el ojo sobre un local al que acudían frecuentemente alumnos del centro escolar, aprovechando muchos de ellos el recreo. Cuando llegaban tocaban la puerta a modo de contraseña y se les abría. Descubrieron que allí se estaba fumando marihuana. Algunos chicos lo hacían dentro y otros salían con los cogollos que habían comprado. Identificaron al sospechoso y pronto comprobaron que en las redes no se escondía.

Con toda la información recabada y tras tener numerosas quejas vecinales por este menudeo y el olor que provenía del lugar, se solicitó el permiso judicial para el registro tanto del local como de la casa anexa donde residía el detenido. Y allí encontraron varias bolsas de cogollos de marihuana, utensilios para su pesaje y preparación y unos 430 euros en billetes y monedas. Además en el momento del registro los agentes pillaron a cuatro jóvenes consumiendo la 'maría' junto al arrestado.